Skip to main content

Diferentes formas de aprendizaje

Existen diferentes formas de aprendizaje, cada niño lo hace de un modo y ritmo distinto. Es necesario comprender cómo asimilan el conocimiento para poder ayudarles en este proceso. De este modo, se facilitará entender las diferencias en los estilos para brindarles las herramientas y maximizar el potencial de su experiencia.

En este sentido, conocer los estilos de aprendizaje abre las posibilidades de actuar como padres con el objetivo de lograr un apoyo significativo en la construcción de un entorno que contribuya al proceso. Es evidente el impacto que en el desarrollo infantil tienen las interacciones positivas y receptivas con los adultos.

El doctor Manuel Duarte, psicólogo de los Centros Médicos Colmédica, comparte la manera asertiva de incentivar diferentes formas de aprendizaje para promover las capacidades cognitivas y motrices en los niños.

Formas de aprendizaje

De acuerdo con el doctor Duarte la clasificación de los tipos de aprendizaje dependen de la manera como se entienda el concepto y el vínculo existente entre quienes participan en el proceso. 

Si la relación entre docente/estudiante está mediada únicamente por la transmisión de información, en donde el estudiante es un receptor, se está hablando de un modelo de aprendizaje tradicional. Entre tanto, si por el contrario se comprende al estudiante como constructor partícipe activo de su propio aprendizaje, se está frente a un modelo de aprendizaje actual.

Es así como entre los tipos de aprendizaje se distinguen las siguientes modalidades: 

  • Activo. Caracterizados por ser dinámicos e intuitivos, aprenden probando por ensayo-error.
  • Reflexivo o teórico. Tienden a ser analíticos y pensadores, aprenden leyendo e investigando.
  • Imaginativo, sensitivo. Se distinguen por aprender escuchando y compartiendo.
  • Pragmático. Basan el aprendizaje en el sentido común, son sensoriales, aprenden practicando.

El rol del adulto en el proceso de aprendizaje

La interacción constante y frecuente de la cotidianidad con los hijos, el interés que suscitan sus preocupaciones y retos, -dependiendo de la edad en la que se encuentren-, terminan teniendo una función formativa. De esta manera, la configuración de escenarios que posibiliten el intercambio de sentires, facilita la gestación de un vínculo que permite la adquisición de aprendizajes, que les son útiles para afrontar las diferentes etapas de su vida.   

Ver más
Planes en casa para el “Día de la Madre”

“Los padres nos convertimos en modelos de nuestros hijos, guiamos su devenir y esto es ineludible, a menudo en el quehacer como psicólogo me doy cuenta de que las quejas que atribuimos a los hijos, referencian nuestros más profundos defectos y dificultades”, destaca el doctor Duarte.

En este sentido, es importante que los padres logren identificar el estilo de aprendizaje de su hijo, a fin de saber cómo interactúan con los demás y con el conocimiento. Bajo este contexto se facilita la forma más efectiva para enseñar a los niños utilizando sus estilos de aprendizaje más dominantes.

Tips para incentivar los procesos de aprendizaje de sus hijos

  • Incentivar las actividades lúdicas. Posibilitan el desarrollo de diferentes competencias en el ámbito cognitivo como la memoria, la atención y el lenguaje. Entre tanto, en el aspecto emocional se adquiere control sobre los sentimientos y a nivel actitudinal, comportamental y social, se califican las habilidades de interacción.
  • Introducir nuevos conceptos. Ponerlo en contexto con su entorno explicándoles el funcionamiento de los elementos y situaciones que hacen parte de su ambiente. Desarrolla sus potencialidades para solventar situaciones, además de incentivar su autonomía e independencia para actuar.
  • Organizar juegos.  Jugar es un medio ideal para el aprendizaje del niño, es significativo el impacto que tiene el desarrollo de estas actividades en su proceso. Así mismo, permite potenciar el juego de roles, logrando a partir del ejemplo que logren imitar y aprender nuevos retos para su vida. 
  • Estimular sus logros. Reconocer sus esfuerzos con incentivos que promuevan su autoestima, animando a que continúe aprendiendo. Un abrazo, un aplauso o palabras de aliento con acciones que reconfortan su conquista. 
  • Despertar su creatividad. Recrear historias que logren despertar en su mente las creaciones de personajes forjados desde su imaginación.

Es fundamental comprender las particularidades que nuestros hijos nos van enseñando para desde allí generar escenarios que les permitan cualificarlos. Cada niño es diferente y depende de la interacción y conocimiento que tengamos de ellos para desde este punto construir. Focalizarse en los atributos que reconozcamos en ellos y valorarlos, es un potencializador de nuevas capacidades y habilidades.

Comparte
Ir al home