Skip to main content

Síntomas que manifiestan la presencia del síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos descrito por primera vez por Stein y Leventhal en 1935 es un problema hormonal que se produce, especialmente, durante la edad reproductiva de la mujer. Es común que se manifieste a través de períodos menstruales frecuentes o que duren varios días. 

En este sentido, si bien la causa exacta del síndrome de ovario poliquístico se desconoce, determinar su diagnóstico a tiempo e iniciar un tratamiento oportuno, reduce el riesgo de presentar complicaciones a largo plazo como enfermedades cardíacas o diabetes. 

Con el fin de orientar acerca de las realidades del síndrome de ovarios poliquísticos, la doctora Luzdenis Ariza De La Hoz, gineco-obstetra de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las características de este trastorno, sus causas y la manera adecuada de tratarlo.

sindrome-ovarios-poliquísticos

Qué es el síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovario poliquístico es la enfermedad endocrino-metabólica más común que existe en la mujer durante su edad reproductiva. Se trata de una afección en la cual una mujer presenta niveles muy elevados de hormonas (andrógenos), que provocan el crecimiento de quistes (cavidades llenas de líquido) en los ovarios.

Es así como este síndrome se caracteriza por presentar ovarios poliquísticos en las imágenes ecográficas. Manifestación que se acompaña con signos de anovulación (ciclo durante el cual los ovarios no pueden liberar los óvulos) crónica producida por la irregularidad menstrual, hiperandrogenismo o niveles elevados de andrógenos (conocido también como hormonas masculinas), los cuales ocasionan incremento del vello facial o corporal, acné y complicaciones como la infertilidad.

Causas de los ovarios poliquísticos

Las causas del síndrome de ovario poliquístico aún no están bien identificadas, sin embargo, existen factores genéticos y ambientales asociados a su desarrollo. Entre los principales factores se encuentran: 

– Hiperandrogenismo: consiste en un aumento excesivo de andrógenos. Normalmente los ovarios están constituidos por una serie de folículos, los cuáles, contienen dos tipos de células: de la teca con receptores de la hormona luteinizante (LH) y de la granulosa con receptores de la hormona folículo estimulante (FSH).

– Factores genéticos: existe mayor riesgo de padecer esta condición si existe un familiar de primer grado afectado o que presenta cualquier alteración fenotípica y metabólica relacionada.

– Resistencia a la insulina: las mujeres que padecen de ovario poliquístico comparten características similares a las pacientes con síndrome metabólico, entre ellas quizá la más importante es la resistencia a la insulina. 

– Obesidad: el sedentarismo y una alimentación inadecuada han incrementado las tasas de enfermedad metabólica y por ende aumentan las vías fisiopatológicas relacionadas al síndrome de ovario poliquístico.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo más comunes asociados al síndrome de ovario poliquístico se encuentran:

– Obesidad (de acuerdo con la OMS establece el valor máximo saludable del perímetro abdominal en 88 centímetros en la mujer y en el hombre 102 centímetros).

– Sedentarismo.

– Hábitos inadecuados de alimentación.

– Síndrome metabólico (resistencia a la insulina).

– Dislipidemia (elevada concentración de lípidos en la sangre).

– Hiperglucemia (glucosa alta en la sangre). 

– Hipertensión arterial y mayor propensión a la enfermedad trombótica.

– Factores genéticos o hereditarios.

Puede interesarte: Salud femenina: claves para llevar una vida saludable.

Síntomas del síndrome de los ovarios poliquísticos

Este síndrome se puede manifestar de forma distinta en cada mujer. Los signos de esta patología suelen desarrollarse en la época de la primera menstruación (menarquía) o durante la pubertad. Entre los síntomas se destacan:

– Períodos menstruales irregulares: pueden presentarse ciclos menstruales prolongados, poco frecuentes o períodos anormalmente abundantes, o ausentes. Estos ciclos pueden ser dolorosos.

– Exceso de andrógeno: los niveles altos de andrógenos pueden causar hirsutismo (aumento de vello facial y corporal), acné o piel grasa, parches de piel gruesa de color marrón o negra (acantosis nigricans), calvicie y aumento de peso. 

Ver más
Endoscopia y colonoscopia: cómo prepararte

– Ovarios poliquísticos: pueden tener ovarios agrandados que van a contener múltiples folículos inmaduros, lo que puede generar que los ovarios dejen de funcionar normalmente, esto puede llevar a la infertilidad.

– Infertilidad: el síndrome de ovario poliquístico es actualmente una de las principales causas de infertilidad por anovulación. 

Complicaciones del síndrome de ovario poliquístico

Las pacientes con este síndrome pueden presentar varias complicaciones que pueden llegar a tener un efecto importante como lo son:

– Hiperplasia endometrial: se tiene hasta 3 veces más probabilidades de presentar crecimiento excesivo de la capa que reviste la parte interna del útero llamado endometrio. Esta afección puede progresar a un cáncer de endometrio en comparación con la población general.

– Síndrome metabólico:  incluye otras complicaciones, tales como: presión arterial alta, niveles elevados de glucosa en sangre, alteración de los niveles de colesterol o triglicéridos. Además, se puede llegar a aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular y de padecer hígado graso no alcohólico.

– Diabetes tipo II: así mismo se aumenta la probabilidad de padecer alteraciones en la tolerancia de la glucosa y en el riesgo de presentar apnea obstructiva del sueño.

– Problemas emocionales: las mujeres que padecen esta alteración pueden llegar a presentar depresión, ansiedad y trastornos alimenticios.

Tratamiento 

El tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico se centra en controlar los factores que están afectando a la paciente según la condición y evolución del trastorno y puede ser a través de:  

Cambios en el estilo de vida

Incluye el control de peso y la realización de actividad física, factores que contribuyen a la mejoría de varias de las manifestaciones del síndrome de ovario poliquístico. Se recomienda:

– Reducir la ingesta calórica en 500 – 750 kcal/día valorando individualmente a cada paciente y teniendo en cuenta sus preferencias culturales y dietéticas. 

– Realizar ejercicio mínimo 1 hora al día, 3 días a la semana dados los beneficios a largo plazo en la salud mental, metabólica y reproductiva. 

Tratamiento farmacológico

Lo especifica el médico tratante según sea el caso del paciente a través de:

– Anticonceptivos orales combinados (ACO): mejora el hiperandrogenismo clínico, irregularidades menstruales y supresión de la esteroidogénesis ovárica (reacciones metabólicas que hacen posible la producción de hormonas esteroideas).

– Metformina:  optimiza la capacidad de la insulina para disminuir el azúcar en sangre y además puede reducir los niveles de insulina y andrógeno. Luego de varios meses de uso, la metformina puede ayudar a reactivar la ovulación.  

– Agentes anti-androgénicos: estos medicamentos bloquean el efecto de los andrógenos y ayudan a reducir la caída del cabello, el crecimiento del vello facial y corporal y el acné.

– Inductores de la ovulación:  utilizados en pacientes con embarazo.

Sin duda el mejor tratamiento es la prevención, por ello, es esencial eliminar los factores de riesgo que inciden en la aparición de este trastorno. El más importante es la obesidad, que en la actualidad se está convirtiendo en una verdadera epidemia, así como la adopción de hábitos como:  

– Mantener un peso saludable.

– Establecer una alimentación balanceada.

– Realizar alguna actividad física.

En definitiva, el síndrome de ovario poliquístico es una patología que debe tener el manejo de un grupo de profesionales de la salud interdisciplinario, integrado por un ginecólogo, nutricionista, médico internista y endocrinólogo. Esto implica que las pacientes deben ser instruidas respecto a su patología, tratadas oportunamente y controladas para hacer un seguimiento y tratamiento adecuado, a fin de disminuir los riesgos. 

Puede interesarte: Inicia una dieta saludable.

Comparte
Ir al home