Skip to main content

Blue Monday: la historia del día más triste del año

Diversas fechas en el calendario a lo largo del año tienen celebraciones y conmemoraciones especiales o curiosas, y una de ellas destaca por su singularidad: el Blue Monday. Este término se refiere comúnmente al tercer lunes de enero, considerado como el día más triste del año.

En esta medida, para muchos, el mes de enero se convierte en un periodo caracterizado por la melancolía. Tras las festividades navideñas, las animadas reuniones con amigos y familiares llegan a su fin, dando paso al retorno de la rutina marcada por las responsabilidades laborales y académicas.

Pero te has preguntado: ¿cuál es el origen del Blue Monday? A continuación, te compartimos la historia detrás de esta fecha para entender por qué se le considera el día más triste del año.

Orígenes del Blue Monday

El origen del Blue Monday se atribuye al psicólogo británico Cliff Arnall en 2005, quien desarrolló una fórmula que incorporaba diversos elementos, como el clima, las deudas acumuladas durante las festividades, el tiempo que ha transcurrido desde la Navidad, la motivación y la necesidad de emprender acciones. Un ejercicio que daría paso al tercer lunes de enero como el epicentro de la tristeza.

Para Arnall, este día representaba el punto culminante en el que se acumulaba la mayor carga negativa o tristeza en el cuerpo. Las razones abarcaban desde el retorno a las actividades rutinarias hasta la reflexión sobre los gastos navideños y la desilusión por no cumplir con los propósitos de Año Nuevo, entre otros factores que convergen en este día.

La fórmula del Blue Monday

En 2005, la empresa Sky Travel se propuso ampliar sus puntos de venta y recurrió a Arnall para idear una estrategia efectiva. Fue así como desarrolló una fórmula que tuvo en cuenta factores como el clima frío y las deudas acumuladas durante las festividades de fin de año, comúnmente conocidas como la ‘cuesta de enero’ en Hispanoamérica. Este análisis detallado condujo a la creación del concepto de Blue Monday.

La fórmula que dio origen al Blue Monday se fundamentó en un patrón, más tarde ajustado: [C+(D-d)]TI / MNa, que comprende diversos parámetros:

– ‘C’: factor climático.

– ‘D’: deudas navideñas.

– ‘d’: dinero cobrado en enero.

– ‘T’: tiempo transcurrido desde la partida de los Reyes Magos. 

– ‘I’: periodo desde el último intento fallido de abandonar un mal hábito.

El resultado de este cálculo se divide entre:

– ‘M’: nivel de motivación.

– ‘Na’: necesidad de actuar para cambiar la vida.

Vale la pena destacar que, si bien el Blue Monday ha ganado popularidad en los medios de comunicación y la cultura en general, son varias las críticas que sostienen que la idea es simplemente una estrategia de marketing para promover viajes y productos que supuestamente alivian la tristeza.

Ver más
Amor: ¿qué se genera en tu cuerpo cuando te enamoras?

 

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

¿Por qué azul? 

A nivel mental, el azul ha sido asociado con estados de ánimo más bajos, respaldado por las teorías que sugieren que este color representa la tranquilidad y la relajación. Sin embargo, su dualidad se manifiesta al estar también directamente relacionado con sensaciones de paz y pasividad. 

De esta manera, estos elementos, si se desequilibran, pueden desencadenar procesos mentales que conducen a la inconsciencia, tristeza e incluso a la depresión. La percepción del azul como un color que evoca tanto la calma como la melancolía se convierte así en un aspecto fundamental al explorar el significado emocional detrás del Blue Monday.

Reflexiones para mejorar tu estado de ánimo

blue monday celebracion

A medida que las celebraciones pasan, muchas personas experimentan en enero un bajón anímico post festividades y vacaciones. Por ello, el Blue Monday es una oportunidad para que cuides de tu salud mental a través de: 

– Practica el autocuidado: el primer paso hacia la felicidad es cuidarte. Asegúrate de dormir lo suficiente, alimentarte de manera equilibrada y hacer ejercicio regularmente. Tu cuerpo y mente lo agradecerán.

– Establece metas y objetivos: dale a tu vida un sentido de propósito y motivación definiendo metas claras. Cuando sabes hacia dónde te diriges, cada pequeño logro se convierte en una victoria que impulsa tu felicidad.

– Mantén conexiones sociales: el tiempo con amigos y familiares puede ser la mejor solución contra el estrés y la tristeza. Las conexiones generan un efecto positivo en tu bienestar emocional.

– Practica la gratitud: apreciar lo que tienes no solo eleva tu estado de ánimo, sino que también fortalece las relaciones de tu entorno. Expresar gratitud hacia los demás crea un lazo emocional, construyendo conexiones más profundas y fomentando un ambiente positivo a nuestro alrededor.

– Haz actividades que disfrutes: dedica tiempo a las cosas que te apasionan como leer, escuchar música, o simplemente dar un paseo, estas actividades pueden mejorar tu estado de ánimo.

– Controla el estrés: desarrolla habilidades para manejar el estrés, como la meditación, la respiración profunda, el yoga o la práctica de algún deporte. Estas técnicas pueden ayudarte a mantener la calma incluso en medio de desafíos.

En definitiva, el Blue Monday es solo un concepto. Cada persona es única, y tu bienestar emocional merece atención todos los días. ¡Cuida de ti mismo y construye una vida llena de bienestar!

Puede interesarte: Aplicaciones ideales para mejorar tu bienestar y motivación.

Comparte
Ir al home