Skip to main content

Tips para prevenir el cólico lactante

Llorar de manera desconsolada sin motivo aparente o a la misma hora hacia el final del día, son señales de que se puede estar presentando un cólico lactante. Una afectación común y que es motivo de consulta muy frecuente en pediatría. Por lo general, dicha irritabilidad dura tres horas al día durante seis semanas para luego reducirse al cabo de unas semanas a una o dos horas.

De esta manera, en varias ocasiones el cólico lactante es confundido por los padres con los gases, una molestia habitual de los bebés. Por ello, es importante diferenciarlo con el fin de saber cómo tratar este trastorno causado porque el lactante puede tragar gases al comer. La pediatra de los Centros Médicos Colmédica, Gisella Martínez de Francisco, expone cuáles son los aspectos a tener en cuenta para su tratamiento.

¿Qué es el cólico del lactante?

De acuerdo con la doctora Martínez, el cólico es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se encuentra en casi un 40 % de los niños menores de cuatro meses. Es así como, independiente del tipo de lactancia administrada (materna o formulada) se caracteriza por un llanto excesivo y repentino.

Si bien su causa aún no es identificable, suele presentarse entre las dos semanas y cuatro meses de vida y puede asociarse a varios síntomas. Entre las señales más comunes están la distensión abdominal, movimientos de flexión de piernas sobre el abdomen o enrojecimiento cutáneo con el llanto.

¿Cuáles son las causas del cólico?

Las causas el cólico son un misterio, pero se han identificado factores que lo acentúan como lo son:

  • La inmadurez del sistema digestivo (dificultad para expulsar los gases y aumento de la motilidad intestinal).
  • Alteración de la flora intestinal con disminución en la cantidad de lactobacilos (bacteria que elabora ácido láctico).
  • Malas técnicas de alimentación (sobrealimentación o sub alimentación, aumento de la deglución de aire).
  • Alergia a la proteína de la leche de origen animal.
  • Más recientemente se ha asociado a la exposición al cigarrillo.

Puede interesarte: ¿Qué hacer para que tu hijo deje el chupo?

Síntomas del cólico lactante

Es importante señalar que el cólico es benigno y no se considera una enfermedad, y desaparece espontáneamente alrededor de los cuatro a cinco meses de edad. Para la doctora Martínez si bien no existen pruebas complementarias o estudios de laboratorio para diagnosticar, se presentan síntomas como:

  • Un llanto intenso que no cede con ninguna intervención de los padres.
  • Puede aparecer desde los 15 días de vida hasta los cuatro meses.
  • El llanto puede durar desde minutos hasta horas y solamente se calma cuando el bebé está cansado o elimina gases o heces.
  • Los síntomas con frecuencia empiezan de manera repentina.
  • Se acompaña de enrojecimiento facial.
  • Hay flexión y extensión de las piernas sobre el abdomen y distensión abdominal.
  • No se asocia a ningún otro síntoma como fiebre, vómito, etc.
Ver más
Lo que debes saber sobre el autismo

¿Cómo ayudar a un bebé con cólico del lactante?

gases-bebe

Se debe saber que no hay un tratamiento específico, ni existe evidencia de medicamentos que sean eficaces para controlarlo. Una situación que se presenta porque su etiología es desconocida, por ello lo más importante es entender qué es un proceso benigno, que desaparece con el paso del tiempo.

Es así como el cólico se va disipando a medida que el sistema gastrointestinal del bebé va madurando, pero si se presenta la doctora Martínez recomienda estos tips para ayudar a reducir sus molestias:

  • Evitar la sobreestimulación y brindarle tranquilidad al bebé, pues si existe desesperación de parte de los padres, terminará por transmitírselo al pequeño.
  • Generarle un ambiente tranquilo con una temperatura agradable.
  • Mecer al bebé puede calmarlo cuando esté llorando. Lo puedes mecer en los brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio.
  • Para evitar la aparición del cólico tras cada toma de su alimento ayuda a eliminar los gases.
  • Revisar la succión del bebé para evitar que coma mucho aire. Estar atento que tenga la boca bien abierta con labios revertidos sobre el seno de la madre.
  • Mantener una posición vertical para que los gases salgan de mejor manera.
  • Procurar que el bebé vacíe cada seno completamente después de cada toma.
  • Realizar masajes circulares en dirección de las manecillas del reloj lo que mejora el tránsito intestinal. Se debe realizar en momentos diferentes del día y no cuando aparece el cólico
  • Realizar ejercicios de flexionar suavemente las piernas sobre el abdomen del bebé y movimientos de bicicleta en diferentes momentos del día.
  • Ponerle música al bebé, pues les ayuda a calmarse y a generar un espacio asertivo cuando están desesperados. 

Es importante que sepas que el bebé muy probablemente superará el problema de los cólicos cuando tenga de tres a cuatro meses de edad. Sin embargo, cuando identifiques que el bebé llora con mucha frecuencia y no consigue calmarse con nada, lo recomendable es que acudas al pediatra. El médico especialista podrá realizar el diagnóstico y descartar otras posibles causas que están alterando la tranquilidad del bebé.

 

Comparte
Ir al home