Skip to main content

Estreñimiento: las claves para su tratamiento

El estreñimiento es una afección común que generalmente ocurre por la falta de fibra en la alimentación de una persona. Cuando se está determinando si se está ante este problema, las principales señales que ayudan a identificarlo son: cuando se tienen tres o menos evacuaciones a la semana, las heces fecales son duras, o se tiene una evacuación difícil o dolorosa.

Intentar tener unos hábitos de vida saludables, mantener una alimentación de calidad, consumir abundante fibra natural sin azúcares procesados, resultan siendo el mejor tratamiento para el estreñimiento. En la misma medida, realizar controles médicos regulares para detectar a tiempo condiciones médicas metabólicas y tratarlas, evitarán llegar hasta un estreñimiento crónico.

A continuación, el doctor Iván Solano, médico familiar de los Centros Médicos Colmédica, comparte las principales causas, síntomas y prevención del estreñimiento.

¿Qué es el estreñimiento?

De acuerdo con el doctor Solano, el estreñimiento se define como la presencia de movimientos intestinales poco frecuentes, que como consecuencia generan dificultad para evacuar las heces fecales. Esta situación se asocia con la coexistencia de síntomas como: baja frecuencia de deposición, materia fecal dura o de formas diferentes, esfuerzo en la expulsión, sensación de evacuación incompleta y distensión.

Es importante mencionar que es una de las condiciones médicas más frecuentes en las personas. Según algunas estadísticas de las sociedades científicas de gastroenterología “Cerca de 15 % de la población mundial lo padece”. Una afectación que, de igual manera, varía dependiendo de aspectos como: etnia, estilo de vida, dieta, uso de medicamentos y algunos factores genéticos y enfermedades crónicas”, resalta el doctor Solano.

Además, el estreñimiento interfiere en la calidad de vida de los pacientes condicionando su vida social y también constituye un aumento en la inversión sanitaria por el uso de medicamentos y las visitas a los diferentes sitios de atención médica.

Causas del estreñimiento

Las causas del estreñimiento son variadas y muchas veces se superponen, siendo la más frecuente los factores alimenticios, especialmente la falta de fibra. Otros factores que lo causan son: cambios fisiológicos como la edad, trastornos metabólicos por azúcar, tiroides, calcio, uso de algunos medicamentos como los derivados del opio, antidepresivos y anticonvulsivantes.

Así mismo, existen otros factores que inciden como son el uso de algunos suplementos nutricionales a base de calcio, condiciones médicas en el sistema gastrointestinal nervioso o psiquiátrico, e incluso personas que por su condición de salud requieren estar en inmovilidad prolongada.

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

Para el doctor Solano una forma de aproximarse al diagnóstico es saber cómo han sido las últimas dos o tres semanas de evacuaciones intestinales de los pacientes, haciendo énfasis en la frecuencia (menos de dos o tres veces por semana) para determinar si existe o no síntomas de estreñimiento.

De igual forma, existen otras características que dan signos de alarma como: materia fecal dura o en “bolitas”, aumento en la consistencia, esfuerzo para defecar, sensación de evacuación incompleta o la necesidad de maniobras para extraer las heces, con síntomas asociados como dolor abdominal, distensión por gases o incluso sangrados. También, existen otras señales entre las que están:

✔ Constante dolores y calambres en el abdomen.
✔ Inflamación en el abdomen.
✔ Pérdida del apetito.
✔ Náuseas y vómitos.
✔ Dificultad al momento de expulsar la orina.

En el mismo sentido, es importante destacar que el hábito intestinal de todos los seres humanos es diferente. Cada uno tiene un patrón evacuatorio, pero el primer signo de alarma, es sentir malestar con la evacuación. Situaciones que deben consultarse con un médico, para saber cuál es el mejor tratamiento para tipo de estreñimiento.

Ver más
La pérdida del olfato, un síntoma COVID-19

Puede interesarte: Colesterol bueno y malo: lo que debes saber.

Factores de riesgo

El estreñimiento afecta a todos los grupos de edades. Sin embargo, prevalece más en mujeres, -más del doble que en hombres-, y su frecuencia va en aumento progresivamente a partir de los 60 años. Así mismo, los malos hábitos inciden de gran manera, como el bajo consumo de fibra (frutas y vegetales), la escasa ingesta de agua, el alto consumo de carbohidratos simples (panes, tortas, etc.).

Otros factores de riesgo, es el sedentarismo, los estados emocionales como depresión o ansiedad, la bulimia y anorexia, el maltrato físico y los abusos sexuales. Además, las personas con algunas condiciones médicas crónicas (diabetes, hipotiroidismo, síndrome de intestino irritable, hemorroides); o alteraciones neurológicas como esclerosis múltiple, lesiones medulares o el uso de medicamentos especialmente los analgésicos opioides.

¿Cómo es el tratamiento del estreñimiento?

estreñimiento-tratamiento

En el tratamiento del estreñimiento es fundamental descubrir la causa desencadenante e intentar corregirla. Se recomienda adaptar estilos de vida saludables y mantener una alimentación balanceada, evitando al máximo el consumo de carbohidratos simples procesados y de ultra procesados. Un adecuado aporte de fibra natural, realizar rutinas de actividad física y el consumo de agua, son prácticas que ayudan en este propósito. Cuando hay una enfermedad de base o la alteración de algún micro o macronutriente, se debe tratar el estreñimiento con una
recomendación médica especializada.

En general, para un adecuado tratamiento, se debe hacer un seguimiento de cada caso y los estudios complementarios que se requieran. Es importante aclarar que el uso indiscriminado de laxantes sin una supervisión especializada, acarrea consecuencias en el estado de salud y empeora el estreñimiento”.

Una alimentación sana para prevenir el estreñimiento

Las recomendaciones nutricionales deben personalizarse, ya que, no todos los organismos tienen la misma predisposición para desarrollar estreñimiento. Por esta razón hay unas recomendaciones que sirven para determinados casos y otras que no. No obstante, el consumo de frutas y verduras que contienen grandes cantidades de fibra natural, deberían ser la base de la alimentación -para cualquier paciente-, junto con un adecuado consumo de agua.

En este sentido, existe fibra insoluble y soluble. La primera es la que no se disuelve en agua y es la que más beneficios presenta contra el estreñimiento. Mientras la segunda, requiere de agua para activarse y convertirse en gel durante la digestión, ayudando a formar y dar consistencia a la materia fecal.

Algunos alimentos que contienen fibra insoluble son: arroz integral, ciruelas pasas, verduras, hortalizas, calabacín, cereales, panes y pastas integrales. Entre tanto, las solubles se encuentran en productos como: cebada, frijoles, lentejas, salvado avena, arroz, fresas y cáscara de la manzana.

Igualmente, la fibra tiene efectos positivos en la atenuación de la carga de azúcar e insulina que se produce por la alimentación. Así mismo, colabora en la reducción del colesterol malo y por ende, mejora el riesgo cardiovascular a largo plazo.

Ten en cuenta que, el estreñimiento mal tratado deteriora la calidad de vida y predispone al paciente para padecer de colon irritable. Además es causante de enfermedades anales como hemorroides y fisuras, hemorragias anorrectales e infecciones urinarias.

Los buenos hábitos intestinales como una educación con el cuerpo para establecer horarios para evacuar a la misma hora del día o no pasar mucho tiempo sentado en el sanitario, son prácticas que ayudan a mitigar el estreñimiento.

Puede interesarte: Importancia de las vitaminas en el organismo.

Comparte
Ir al home