Skip to main content

Reflujo gastroesofágico: ¿cómo evitarlo?

Margarita Reyes
Especialista en Gastroenterología y Endoscopia Digestiva de los Centros Médicos Colmédica.

El reflujo gastroesofágico ha sido uno de los motivos de consulta más frecuentes, incrementándose en alrededor del 30-35% de la población adulta. Una enfermedad que tiene como principal síntoma un ardor que asciende desde el estómago hacia la garganta. Generalmente se asocia con el paso de alimentos ácidos o amargos desde el estómago hacia la boca.

Tal como lo explica la doctora Margarita Reyes, especialista en Gastroenterología y Endoscopia Digestiva de los Centros Médicos Colmédica, “esta enfermedad se debe a una falta de equilibrio entre los mecanismos de protección y las sustancias químicas agresivas sobre la mucosa del esófago”. 

¿Cuáles son los síntomas del reflujo gastroesofágico?

Los síntomas característicos son la pirosis y la regurgitación, que constituyen la sensación de quemazón que se experimenta en la zona alta del abdomen y que puede ascender hacia la pared anterior del pecho. Generalmente se presentan con más frecuencia luego del consumo de alimentos o en algunos casos durante la noche y puede permanecer por unos minutos o incluso horas.  

De la misma manera, existen algunas manifestaciones extradigestivas como son la tos, laringitis, dolor torácico y erosiones dentales. Por ello, es importante que, en caso de presentarse, sean evaluadas por un especialista para determinar si realmente son debidas a la presencia de reflujo. 

Otra de las manifestaciones es la esofagitis por reflujo, que es la manifestación más común asociada con la lesión de la mucosa esofágica. Cuando se presenta requiere especial atención y tratamiento adecuado ante el potencial que tiene de generar complicaciones. Dificultades como estrechamiento debido a la cicatrización (estenosis) u obstrucción del esófago, sangrado o un cambio precanceroso en el revestimiento del esófago llamado “Esófago de Barrett”. 

Recomendaciones para prevenir el reflujo gastroesofágico

Los pacientes que tienen reflujo gastroesofágico deben evitar la ingesta de algunos productos y alimentos que pueden desencadenar o aumentar la frecuencia e intensidad de los síntomas. Entre los cuales están:

  • Consumo de alcohol.
  • Consumo de tabaco o cigarrillos.
  • Bebidas carbonatadas o con gas, cafeína.
  • Alimentos salados o uso de sal extra.
  • Frutas cítricas.
  • Productos a base de tomate, chocolate, menta o pastillas de menta.
  • Alimentos picantes.
  • Consumo de alimentos copiosos (aquellos ricos en grasa o proteínas).
  • Ingerir alimentos en horas de la noche o acostarse muy cerca de la hora de la hora de la cena. 
  • Es recomendable la ingesta de fibra en la dieta.
  • Realizar actividad física la cual se ha relacionado como factor protector.
Ver más
La importancia del ejercicio de cardio para tu salud

Puede interesarte: Tentación por la comida, una adicción peligrosa.

Consejos para aliviar el reflujo gastroesofágico

sintomas-del-reflujo-gastrico-como-evitarlo

Además de las recomendaciones alimentarias mencionadas, existen una serie de modificaciones generales en los hábitos que deben ser implementados por los pacientes con reflujo, entre ellos:

  • Evitar situaciones estresantes
  • Dejar de fumar.
  • Bajar de peso si hay sobrepeso.
  • No comer en exceso.
  • Evitar la ropa ajustada y los cinturones apretados.
  • Evadir la automedicación con aspirina o antiinflamatorios.  

Del mismo modo, si se tiene el diagnóstico de la enfermedad se recomienda poner en práctica recomendaciones como: 

  • Levantar la cabecera de la cama colocando bloques de 15 cm en las patas.
  • Comer entre 2 y 3 horas antes de acostarse.
  • Para la siesta, dormir en una silla ya que la gravedad ayuda a evitar los episodios de reflujo.  

De acuerdo con la doctora Reyes, si los episodios de reflujo se producen en forma ocasional, la instauración de las modificaciones generales en los hábitos conlleva un adecuado control en los síntomas. Sin embargo, si persisten o se presentan más de tres veces por semana, sin mejoras pese al uso de antiácidos de venta libre se recomienda consultar al médico especialista. 

Cuándo tratar el reflujo gastroesofágico con un especialista

Para la doctora Reyes el reflujo gastroesofágico cuando produce complicaciones graves como dolor en el pecho que pueden simular un ataque cardiaco, estenosis esofágica, sangrado o “Esófago de Barrett”, debe ser tratado de inmediato por un especialista. El gastroenterólogo será el encargado de establecer un esquema de tratamiento óptimo para evitar el uso excesivo o abuso de medicamentos de venta libre. 

Se deben identificar por parte de quienes padecen de reflujo gastroesofágico algunos signos de alarma en los que se debe actuar con urgencia.  Entre estas señales están: dificultad o dolor al para pasar los alimentos (deglutir o tragar), sensación que la comida está atrapada detrás del pecho, vómito con sangre, heces con sangre roja o de color negro, debilidad o mareo asociado, anemia y pérdida de peso. Recuerda que el reflujo gastroesofágico es una condición crónica y debe establecerse el tratamiento adecuado para prevenir el desarrollo de complicaciones.

Puede interesarte: ¿El ayuno es tan apropiado como se cree?

Comparte
Ir al home