Skip to main content

Depresión posparto: importancia del apoyo familiar

La depresión posparto es uno de los trastornos del estado de ánimo que puede afectar a la madre en el primer año después del nacimiento. El embarazo y el periodo posterior al parto resultan ser momentos vulnerables para las mujeres, pues se experimentan cambios intensos a nivel biológico, emocional, mental, entre otros. Variables que pueden afectar al bienestar del bebé y que por ende deben ser tratados a tiempo.

Es frecuente que con el nacimiento del bebé se generan una variedad de emociones intensas, que van desde la alegría hasta la preocupación o el miedo. Las madres que recién experimentan la etapa del parto, suelen presentar cambios en el estado de ánimo, acompañado de llanto, ansiedad e insomnio.

Aunque los síntomas de la depresión posparto pueden desarrollarse en cualquier momento (entre 1 y 3 semanas después del parto), el acompañamiento familiar constante y apropiado es la mejor fórmula para superar esta afección de la madre.

La doctora Carolina Franco, psicóloga de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las características de la depresión posparto, los síntomas y la importancia que tiene el apoyo familiar para superar este trastorno.

Qué es la depresión posparto

La depresión posparto también conocida como depresión perinatal (por que puede comenzar durante el embarazo), consiste en una enfermedad mental que puede manifestar unos síntomas que van desde una intensidad de leve a grave. Se manifiesta en una mujer al poco tiempo de dar a luz un hijo, e incluso puede presentarse hasta un año después.

Es natural que se trate solamente de una complicación derivada del parto, procedente de diferentes factores como cambios en el cuerpo producidos por el embarazo o el parto, falta de tiempo, problemas de sueño o temor a ser madre. Sin embargo, cuando se evidencian síntomas es importante tratarla a tiempo por un profesional de la salud, para evitar que se extienda a meses o incluso años.

Causas que inciden en una depresión posparto

Desde lo biológico existen factores hormonales, sobre todo los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona, que pueden incidir en una depresión posparto. Así mismo, otros factores: que causan esta afección son:

– Existencia de un antecedente en la salud mental de la madre.

– Falta de apoyo y acompañamiento adecuado por parte de los familiares.

– Condiciones de vida estresantes originadas por complicaciones en el embarazo, enfermedades, problemas económicos o una pérdida laboral, entre otros factores.

– Sobrellevar periodos largos de cansancio o agotamiento.

– Ocurrencia de complicaciones durante el parto.

– Dificultades con el proceso de lactancia.

– Problemas de salud u otras necesidades especiales que presenta el bebé.

– Dificultades con la pareja sentimental.

– Embarazo no planificado ni deseado.

Síntomas de la depresión posparto

Existen una serie de síntomas que indican la posibilidad de ocurrencia de una depresión posparto, entre los que encontramos:

– Sensación de agobio o cansancio persistente.

– Percepción de incapacidad para cuidar al bebé e incluso para cuidar de sí misma.

– Estado de ánimo depresivo o cambios de humor constantes.

– Periodos de llanto persistentes.

– Miedo a quedarse sola con el bebé.

– Temor a ser buena madre.

– Distanciamiento o falta de vínculo afectivo con él bebé.

Ver más
Aprende a diferenciar la tristeza de la depresión

– Falta de disfrute del rol maternal.

– Sentimiento de tristeza y miedo de que suceda algo adverso con el bebé.

– Sentimiento de culpa.

– Dificultad para conciliar o mantener el sueño.

– Cambios notorios en la alimentación de la madre.

– Distraibilidad y falta de concentración.

– Desconexión con la pareja.

– Puede llegar a pensar en hacerse daño a sí misma o al bebé, aunque no pase a la acción.

Los síntomas son sin duda el termómetro ideal para actuar con rapidez e iniciar con el tratamiento adecuado de acuerdo a la orientación de un profesional de la salud. Bien sea a través de alternativas terapéuticas no farmacológicas, (intervención psicológica, individual o familiar) o con psicofármacos indicados por el médico tratante, es importante actuar a tiempo para afrontar el trastorno apropiadamente.

Puede interesarte: Cómo retomar la sexualidad después del parto.

Importancia del apoyo familiar

que-es-la-depresion-posparto
Son varias las circunstancias en las cuales los familiares, y hasta la pareja de la madre desconocen la importancia que tiene el apoyo del entorno más cercano y la manera más adecuada de enfrentar los cambios hormonales naturales que se presentan en la etapa de posparto.

Tal como lo resalta la doctora Franco, el apoyo familiar es fundamental “para que la madre no se sienta sola, reciba ayuda en el cuidado y crianza del bebé, genere una proximidad emocional que contribuya a estimular la seguridad y la autoestima en sí misma”. Por ello, el entorno de la pareja, familiares y amigos en conjunto, es esencial para crear un escenario de empatía, que terminará por ser beneficioso tanto para la madre, como para el bebe.

En esta medida, se sugiere que la familia conozca el diagnóstico y sus implicaciones, mediante la psicoeducación por parte del profesional de salud mental tratante. A su vez, se recomienda que se adopten una serie de prácticas que ayudarán a superar a la madre la depresión posparto, entre ellas están:

– Identificar los recursos en el grupo familiar para apoyar según las necesidades existentes. Por ejemplo, ofrecer tiempo disponible para el cuidado del bebé y la madre (alimentación, dormir, aseo personal).

– Ayudar con la realización de tareas del hogar y dinámicas familiares.

– Transmitir tranquilidad y confianza a la madre en sus capacidades para el cuidado del bebé.

– Tomar la iniciativa de acompañar a la madre a las citas médicas y de control del bebé.

– Tener muestras de afecto expresado sin temor el amor y el cariño a la madre.

– Ser un escucha permanente cuando se muestre interesada en compartir sus miedos y emociones.

– Respetar su espacio personal, especialmente, si quiere estar sola o no tiene ganas de hablar.

En definitiva, es importante recordar que no existe un manual para ser madres como tampoco para conocer la manera de ser un apoyo ideal en esta etapa. No obstante, cuando se presenten signos de una depresión posparto, es importante actuar a tiempo con el fin de superar el trastorno, recuerda que entre más temprano se detecte el problema, más pronto se podrá iniciar el tratamiento.

Puede interesarte: Salud femenina: claves para llevar una vida saludable.

Comparte
Ir al home