Skip to main content

Caléndula uso medicinal: alivia diferentes malestares con remedios naturales

Flor de difunto, botón de oro, flamenquilla, copetuda o maravilla, así se le conoce a esta popular planta perteneciente a la familia botánica de las Asteraceae, que tiene su origen en el sur de Europa y cuyos beneficios ya eran muy conocidos y utilizados desde la antigüedad para fines medicinales.

Una de las características más significativas es que su nombre genérico se deriva del latín calendulae, que significa “a lo largo de los meses”, y que da testimonio de su capacidad de florecer en cualquier momento del año.

Particularidades que se suman a la versatilidad de sus propiedades, pues sus flores son muy utilizadas por sus cualidades antisépticas, antiespasmódicas, astringentes, antibacterianas, cicatrizantes, antiinflamatorias, entre otras; tal como lo resalta la médica alternativa de los Centros Médicos Colmédica, Ivonne Valbuena.

Sabías que: Caléndula deriva del latín calendulae, que significa “a lo largo de los meses”.

De la caléndula se utilizan las flores, las hojas y las ramas, y es aplicada de forma tópica, así como, preparada en infusión. Sus beneficios en el tratamiento de múltiples afecciones nos los comparte la doctora Valbuena.

La caléndula para los cuidados en la piel

Una de las propiedades por la que es más utilizada la caléndula es por su acción sobre la piel, pues, es un calmante en caso de quemaduras, protectora en el cuidado de la dermis ante factores externos y regeneradora para el tratamiento de afecciones como cicatrices, contusiones, picaduras y golpes.

Así mismo, la caléndula contribuye a la producción de colágeno, además de ser un limpiador facial a través de infusiones utilizadas como tónicos naturales que limpian los poros y el exceso de grasa. También, es común su uso para mantener la hidratación de la piel de los bebés en la zona del pañal.

Cuándo sirve la caléndula

El uso de esta planta es reconocido por muchas personas gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y cicatrizantes, sin embargo, es importante controlar su consumo a fin de evitar cualquier alteración que afecte la salud. La doctora Valbuena expone en cuáles casos el uso de la caléndula es recomendable:  

  • Acción antiinflamatoria: tiene la capacidad de aliviar y reducir la inflamación provocada en alguna área del cuerpo.
  • Cura de infecciones bucofaríngeas: para estos casos es común que se realicen infusiones para hacer remedios que calman las llagas que aparecen en el interior de la boca, rebajen la inflamación gingival o calmen los síntomas asociados a la faringitis.
  • Ideal en el tratamiento de úlceras: funciona en el tratamiento de úlceras y en venas varicosas o várices.
  • Calma las quemaduras solares: disminuye en gran medida las afectaciones causadas por las quemaduras solares, acelerando el proceso de regeneración celular y eliminando las células muertas.
  • Combaten la vista cansada: gracias a sus compuestos antioxidantes, regula la acción negativa que producen los radicales libres a los ojos, fortaleciendo la salud visual.
  • Reduce el dolor en las articulaciones: alivia los dolores articulares, de reumatismo y musculares.
Ver más
Plantas medicinales que aportan beneficios a tu salud

Cuándo no debes usar la caléndula

La caléndula goza de gran popularidad y es utilizada en remedios caseros, creyendo que se pueden aplicar para todo tipo de heridas e infecciones cuando en realidad su uso excesivo puede causar ciertos daños. Por tanto, es importante recordar que si bien las propiedades de la caléndula y su uso milenario ha sido asertivo para tratar varias afecciones, es importante también advertir, que el consumo excesivo o por pacientes propensos a ciertas alergias, puede ocasionar ciertos daños al organismo. Entre las contraindicaciones relacionadas con su uso se encuentran:

  • Reacciones alérgicas: algunas personas sensibles a las plantas de la familia de las asteráceas (como la manzanilla o las margaritas), pueden experimentar cierta reacción alérgica al ponerse en contacto directo con la planta, provocando dermatitis o sarpullidos.
  • Irritante estomacal: por su contenido de taninos la caléndula es una planta con un alto potencial irritante estomacal, por tanto, es recomendable evitar dosis elevadas que generan este tipo de afectaciones.
  • Evitarla en etapas de embarazo y lactancia: las mujeres durante la gestación y lactancia, por creencia popular, suelen utilizar diferentes hierbas medicinales, no obstante la caléndula puede llegar a afectar sus niveles hormonales. De igual manera, su uso en infusiones puede tener efectos negativos sobre el ciclo menstrual.
  • Consultar en tratamientos con fármacos: es importante informarse sobre la conveniencia de su uso en casos de que se esté realizando un tratamiento farmacológico, pues la caléndula aumenta el efecto somnífero de los sedantes convencionales.

Cómo usar la caléndula

canendula-antiflamatorio-como-se-prepara-remedio-natural

De acuerdo con la doctora Valbuena son varios los métodos que se pueden utilizar para aplicar la caléndula: en infusión, crema o ungüento y aceite.

  • Infusión: se prepara con una cucharada de flores de caléndula por taza de agua. Es ideal para aliviar las inflamaciones del sistema digestivo. Se recomienda tomar una taza tres veces al día. También sirve como colutorio para aliviar problemas bucofaríngeos como inflamaciones de las encías o llagas bucales.
  • Crema o ungüento: apropiada para calmar el dolor de quemaduras o la sequedad extrema de las manos y los pies. Además, mejora el aspecto en rasguños, golpes o piel inflamada. Gracias a su poder hidratante le devuelve su capa humectante a la piel.
  • Aceite: es muy utilizado por sus cualidades nutritivas e hidratantes que ayudan a mantener una piel suave y flexible. Al ser compatible con diferentes tipos de piel puede tener un uso diario. También, es utilizado en el tratamiento para reducir las estrías y controlar el acné.

Es importante que el uso que hagas de esta planta medicinal sea controlado para evitar cualquier tipo de reacción negativa en tu organismo. De igual forma, recuerda consultar con tu médico cualquier inquietud que tengas y seguir las indicaciones respecto a su uso, a fin de disminuir probables riesgos para tu cuerpo.

Comparte
Ir al home