Skip to main content

Detección y síntomas del cáncer de ovario

Carlos Bonilla
Ginecólogo, oncólogo de los Centros Médicos Colmédica.

Los ovarios son órganos en los que se producen óvulos y hormonas femeninas. Cada ovario tiene aproximadamente el tamaño y la forma de una almendra. Cuando una paciente tiene cáncer de ovario es porque se presenta una lesión maligna que afecta o proviene de los ovarios.

La enfermedad suele presentarse en mujeres con 63 años o más, para el caso de los tumores de origen epitelial (son los más frecuentes). Sin embargo, puede ser menor en pacientes con mutaciones genéticas o en otros tipos de cáncer de ovario distintos especialmente los de origen germinal.

El doctor Carlos Bonilla, ginecólogo oncólogo de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las causas, factores de riesgo, síntomas y tratamiento del cáncer que está catalogado como el segundo tumor maligno ginecológico más frecuente y el tumor maligno de origen ginecológico más letal.

Tipos de cáncer de ovario

De acuerdo con el doctor Bonilla, debido a que el ovario está compuesto por diferentes tipos de células, cada una de ellas puede dar origen a diferentes tumores dentro del mismo órgano. Es así como entre los más frecuentes se encuentran:

  • Tumores de origen epitelial. Este tipo de cáncer es el más frecuente. Incluye varios subtipos, como el carcinoma seroso y el carcinoma mucinoso. Suelen surgir de tejidos que normalmente no están presentes en el ovario, como la trompa de Falopio, los quistes de inclusión de Müller, la endometriosis (aparición de tejido en los ovarios) y la endosalpingiosis (patología benigna).
  • Tumores de células germinativas. Estos tipos de cáncer de ovario poco frecuentes tienden a producirse a una edad más temprana.
  • Tumores de estroma o de los cordones sexuales. Estos tumores poco frecuentes se suelen diagnosticar de manera más temprana que otros cánceres de ovario.

Factores de riesgo del cáncer de ovario 

Entre los factores asociados al riesgo de desarrollar cáncer de ovario se encuentran:

  • Edad avanzada: El riesgo de padecer cáncer de ovario aumenta con la edad. Generalmente, los cánceres de ovario se encuentran en mujeres de 63 años o más.
  • Sobrepeso u obesidad. Aquellas mujeres con un índice de masa corporal de al menos 30, están en mayor riesgo de padecer cáncer de ovario.
  • Antecedentes familiares. El riesgo de padecer cáncer de ovario aumenta si existe un caso entre madre, hermana o hija.
  • Terapia hormonal. Las mujeres que usan estrógenos después de la menopausia tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de ovario.
  • Maternidad tardía. Las mujeres que tienen su primer embarazo después de los 35 años o que nunca lo tuvieron tienen un mayor riesgo de cáncer de ovario.
Ver más
Andropausia: qué es, síntomas y tratamiento

Así mismo, existen algunos factores discutibles con evidencia no concluyente como síndrome de ovario poliquístico, tabaquismo, menopausia tardía, mutación genética, síndrome de Lynch, tratamientos para fertilidad y uso de talco.

Síntomas del cáncer de ovario

cancer-ovario-tratamiento

La mayoría de las pacientes con cáncer de ovario epitelial tienen síntomas pélvicos o abdominales inespecíficos lo que puede retrasar el diagnóstico. Es así como el enfoque inicial suele ser hacia patologías de origen gastrointestinal; se ha llamado a este tumor como el asesino silencioso, pues los síntomas se presentan en el contexto de una enfermedad avanzada.

De esta manera, el paciente suele consultar por distensión abdominal, náuseas, anorexia o saciedad temprana debido a la presencia de ascitis y metástasis omentales o intestinales. Entre tanto, cuando se presenta la disnea (dificultad respiratoria o falta de aire) está ocasionalmente presente debido a un derrame pleural, dentro del estudio de estas molestias en las imágenes o durante el examen físico, usualmente se identifica masa pélvica.

Puede interesarte: Menopausia síntomas: Mitos y realidades.

Diagnóstico del cáncer de ovario

Los estudios clínicos, imagenológicos y paraclínicos como los marcadores tumorales son importantes en la presunción de una lesión maligna ovárica, sin embargo, solo el estudio histopatológico es definitivo, esto es la resección de la masa y estudio de la misma para confirmar el diagnóstico.

“El examen más valioso de inicio, es la toma de una ecografía abdominal total o por vía transvaginal, pueden ser la puerta para el inicio de los diferentes estudios que pueden conducir a un diagnóstico definitivo, con el fin de iniciar el tratamiento adecuado, de acuerdo al caso”, destaca el doctor Bonilla.

Tratamiento de la enfermedad

El tratamiento quirúrgico con la resección completa de la masa y toda la carga tumoral existente y el uso posterior de quimioterapia, en la mayoría de los casos es el manejo adecuado. Sin embargo, de acuerdo a las condiciones de la paciente o la extensión de la enfermedad, al momento del diagnóstico el orden del tratamiento puede modificarse.

En el mismo sentido, se hace fundamental el apoyo familiar, como parte del manejo integral de los pacientes con este tipo de patologías. El soporte anímico y emocional que brindan favorece y consolida en gran medida el éxito del tratamiento.

Es importante advertir la importancia que tiene asistir a controles periódicos con ginecología, mantener peso adecuado, con buenos hábitos alimenticios y conocer los antecedentes familiares de la enfermedad. Mantener los chequeos médicos es fundamental para prevenir o tratar la enfermedad a tiempo.

Puede interesarte: ¿Cómo puedes apoyar a un paciente con cáncer?

Comparte
Ir al home