Skip to main content

Salud masculina: consejos para una vida saludable

Para hablar de la salud masculina es importante entrar a definir el termino salud, que de acuerdo con la OMS «Es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». De esta manera, dentro del género masculino, compete los temas relacionados con el bienestar, equilibrio físico mental y emocional de los hombres evaluando sus principales causas de enfermedades, muerte y el impacto en su reducción.

En este sentido, los hombres tienen tasas más altas tanto de enfermedades como de riesgo de muerte en algunas áreas específicas. El abordaje y cuidado oportuno desde edades tempranas, permite una prevención a largo plazo de enfermedades que se presentan en la vida adulta.

La doctora Claudia Patricia Fernández, médica familiar de los Centros Médicos Colmédica, comparte la importancia que tiene el cuidado desde la infancia en hábitos de vida saludables, como principal motor que se debe infundir en los niños para ayudar a prevenir enfermedades futuras.

Afecciones más frecuentes de la salud masculina

Si bien con al advenimiento en los cambios demográficos a nivel global, cada vez los géneros son más equitativos en todos los ámbitos aun el género masculino, tiene unas presentaciones propias de su sexo lo anterior, relacionado con diferencias genético biológicas e incluso su impacto hormonal desde la infancia.

– Enfermedades cardíacas: de acuerdo con la OMS es una de las principales patologías en este género, siendo la enfermedad coronaria la principal dentro de ellas, con una tendencia a su desarrollo de 10 a 15 años antes que en las mujeres.

– Cáncer de próstata: según la Asociación Americana de Oncología, más de 1 millón 400 mil personas en el mundo, fueron diagnosticadas con cáncer de próstata en 2020; convirtiéndose en el cáncer más frecuente en hombres, después del cáncer de piel.

– Problemas relacionados con el abuso del licor: ocupan un tercer lugar en las causas de enfermedades en hombres, siendo principalmente en adultos maduros y mayores su incidencia. Con ello, la enfermedad hepática está relacionada con la aparición de cirrosis hepática, que si bien, no siempre está conexa con el alcoholismo, guardan correspondencia.

– Enfermedades infecciosas: sobre todo las relacionadas con el sistema genitourinario, entre ellas la prostatitis y la orquitis como las más comunes hablando de género. La primera está relacionada con la inflamación de la próstata. Provoca dificultad en la micción y que es causada por bacterias, aunque también por agentes no infecciosos. Entre tanto, la orquitis está relacionada con una inflamación a nivel testicular, y suele ser más común en adolescentes o adultos jóvenes.

– Cáncer colorrectal: ocupa una porción importante en este género. Los síntomas más comunes suelen estar relacionados con sangre en las deposiciones, cambio en la consistencia de las mismas, sensación de evacuación incompleta, dolor abdominal y pérdida involuntaria de peso entre otros.

– Trastornos mentales: los hombres son 3,8 veces más proclives a quitarse la vida que las mujeres según la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio. Sin duda una de los principales problemas de salud que aqueja a la población masculina joven.

Es importante señalar que, la población masculina en general hace menos uso de los servicios de salud, lo que conlleva que en ocasiones acudan a la atención médica en etapas más avanzadas de enfermedad con posibles consecuencias irreversibles en la salud. Por ello, es de vital importancia la concientización en medicina preventiva con el fin de trabajar sobre los factores de riesgo oportunamente.

Importancia de los chequeos en la salud masculina

Los chequeos rutinarios oportunos y como tamizaje de la población en general, mitigan las posibles enfermedades que se pueden presentar en cada ciclo de vida.

Es así como iniciando en la infancia, la Academia Americana de Pediatría avala pruebas para la evaluación de neurodesarrollo en niños. Por su parte, en la población adolescente masculina, es importante tener en cuenta la aplicación de escalas que se realizan por profesionales de la salud, para la posible evaluación de patologías relacionadas con trastornos del estado de ánimo y de ansiedad.

Para la población adulta joven, se hacen necesarios los chequeos que tienen relación con la medición de cifras tensionales y de acuerdo al factor de riesgo, la evaluación de un perfil metabólico temprano para distinguir problemas con alteraciones en los niveles de azúcar y colesterol. Con el tiempo, estos exámenes se deben realizar con mayor frecuencia.

En la población adulta madura, aparece el tamizaje para cáncer de próstata que en acompañamiento con un examen clínico permiten una mayor predicción del riesgo. Es de aclarar que, si existen factores de riesgo familiares asociados, se realizará el tamizaje a una edad más temprana.  Para este mismo grupo de población masculina, se realizan tamizajes para cáncer de colon con examen de materia fecal y/o colonoscopia.

Ver más
¿Cómo puedes apoyar a un paciente con cáncer?

Los chequeos rutinarios llegan a tener una variación de acuerdo al factor de riesgo que considere el médico; debe cambiar para realizar un determinado tamizaje.

Factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades

Los factores de riesgo que se presentan en las enfermedades masculinas, son esencialmente hábitos relacionados con el estilo de vida, entre los más comunes están:

– Tabaquismo: a pesar de que el consumo de cigarrillo en la población mundial ha venido descendiendo, sigue siendo más frecuente en los hombres como principal factor de riesgo cardiovascular.

– Consumo excesivo de alcohol: se presenta en una proporción de 4 a 1 comparado con el género femenino, principalmente entre los 15 y 49 años.

– Obesidad y sobrepeso: se convierten en la actualidad en factores de riesgo determinantes para la salud en un gran número de enfermedades. A ello se suma el sedentarismo como un elemento modificable dentro del estilo de vida.

– Estrés: ha tenido un impacto considerable en la actualidad. Existen estudios que avalan la relación de la gestión de emociones con la aparición de enfermedades de tipo cardiovascular, cáncer, infecciones recurrentes, entre otras. El sistema inmune cobra un valor esencial a la hora de gestionar emocionalmente las dificultades, con un impacto en la salud.

Puede interesarte: Cinco hábitos para cuidar tu salud mental.

Hábitos saludables para mejorar la calidad de vida

importancia-de-la-salud-masculina

El estilo de vida es el pilar fundamental de la salud en general. Es así como en relación con el cuidado en los hombres existen unas variables que inciden más en el deterioro de la salud, como: obesidad, diabetes, tabaquismo, mala alimentación o estrés. Por ello, es importante adoptar hábitos saludables que ayudarán a la salud masculina y a prevenir esas afecciones, entre los que se encuentran:

– Alimentación: es sin duda alguna la principal información que a diario se le proporciona al organismo. Tener una alimentación balanceada, con buen aporte de macro y micronutrientes, libre de azúcares refinados, comida ultra procesada, harinas refinadas y grasas; deriva en un nivel de salud exitoso en la gran mayoría de los casos. Es necesario tener claro el protagonismo que tiene una dieta rica en vegetales y frutas.

– Hidratación: existe la necesidad de un adecuado consumo de agua diario. El agua no solo aporta bondades relacionadas con la hidratación y su beneficio, sino que además aporta minerales, para la función óptima del cuerpo.

– Actividad física: representa la importancia del movimiento en el cuerpo humano. Innatamente nacimos con la necesidad del movimiento. Por ello, implementar un esquema de actividad semanal distribuido en al menos 150 minutos a la semana, trae una gran mejoría para todos los sistemas. Especialmente el cardiovascular, el músculo esquelético y el sistema hormonal.

– Sueño reparador:  como otro hábito incondicional. Cada vez cobra mayor importancia garantizar al menos 6 horas de sueño reparador, sin interrupciones, y libres de contaminación electromagnética. Se ha evidenciado que en los procesos de reparación que ocurren durante el sueño, la secreción hormonal que se produce para la reparación de los tejidos y de los sistemas generales, asume mayor importancia en todos los grupos poblacionales. Especialmente, en la población joven, que cada vez más presenta alteraciones del sueño relacionada con el consumo de pantallas de dispositivos electrónicos.

– Gestión del sistema emocional: el estilo de vida se ha convertido en un factor de riesgo o de protección para las personas que logran gestionar sus emociones de manera asertiva. El manejo del estrés con el advenimiento de las demandas en la productividad diarias de la sociedad, está siendo sujeto de estudio. Se ha logrado establecer la relación directa entre las personas con mayor nivel de estrés y la aparición de enfermedades.  La gestión apropiada para estas afecciones está en prácticas de meditación, yoga o mindfulness. Ejercicios que cada vez tienden a cobrar un valor positivo en la salud de aquellos que lo realizan.

En definitiva, la clave para mantener una buena salud masculina radica en identificar a tiempo la manifestación de factores de riesgo que alteren la salud. Realizar chequeos periódicos ayuda en este propósito para empezar a tomar medidas o iniciar tratamientos que eviten incidencias graves o irreversibles en la salud.

Las principales causas de varias patologías en los hombres se pueden prevenir cuando se tienen hábitos de vida saludables acompañados de una asesoría médica permanente.

Puede interesarte: ¿Cómo mejorar mi salud cardiovascular?

Comparte
Ir al home