Skip to main content

Insuficiencia cardíaca: mitos y realidades

La insuficiencia cardíaca es una afección crónica que se desarrolla cuando el corazón no bombea suficiente sangre para las necesidades del organismo. Señales como la falta de aire durante las actividades cotidianas o la dificultad para respirar, son signos que pueden estar evidenciando la enfermedad.

Es así como las personas con unos malos hábitos de vida, con un consumo desmedido de tabaco y alcohol, los que descuidan su peso corporal o los que tienen enfermedades de alto riesgo como diabetes, enfermedades coronarias o hipertensión, pueden generar insuficiencia cardíaca más frecuentemente.

Con el fin de conocer las incidencias y los mitos que existen en torno a la enfermedad, la doctora Heidy Roncancio, cardióloga de los Centros Médicos Colmédica, comparte las realidades que tiene que tener en cuenta el paciente con insuficiencia cardíaca.

datos-insuficiencia-cardiaca
Qué es la insuficiencia cardíaca

Como su nombre lo indica es un daño en el corazón que produce síntomas como resultado de un cambio en la función o estructura del corazón. Este órgano básicamente realiza dos sencillas funciones: relajarse y contraerse, esto permite que se llene de sangre que luego expulsará hacia los demás órganos.

Si alguna de estas dos funciones se ve alterada, pueden llegar a generar síntomas característicos del síndrome de insuficiencia cardíaca. En un corazón saludable, la fracción de eyección (medida del porcentaje de sangre que sale del corazón cada vez que éste se contrae) es del 50 % o mayor, lo que significa que más de la mitad de la sangre que llega al ventrículo se bombea hacia afuera con cada latido.

Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede producirse incluso con una fracción de eyección normal. Esto ocurre si el músculo cardíaco se vuelve rígido por trastornos como la presión arterial alta. Puede afectar el lado izquierdo, el derecho o ambos sectores del corazón.

Causas de la insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca puede tener diversas causas, entre las más comunes se encuentran:

– Enfermedad isquémica: es la causa más común de insuficiencia cardíaca. Generalmente, se provoca por la formación de depósitos de grasa en las arterias coronarias, lo que reduce el flujo de sangre y puede ocasionar un infarto cardíaco.

– Hipertensión arterial: Cuando se tiene un corazón sometido a la presión alta, este comienza a engrosar sus músculos. Si esta situación se extiende, el corazón pierde elasticidad y su capacidad para almacenar la cantidad de sangre necesaria para impulsar en cada latido.

– Causa inflamatoria/infecciosa: en una infección las sustancias que produce el cuerpo para combatirla, pueden atacar los propios órganos y dañarlos, incluso las infecciones atacan directamente el corazón y producen fallos intensos de su función.

– Valvular: las válvulas cardíacas permiten que el flujo de la sangre se dirija en la dirección adecuada, pueden dañarse e impedir que haya un correcto flujo de sangre dentro del corazón.

– Problemas congénitos: los defectos cardíacos congénitos son aquellos que se deben a un desarrollo anormal del corazón antes del nacimiento.

Puede interesarte: Podcast: Cómo cuidar tu salud cardiovascular.

Síntomas de la insuficiencia cardíaca

De acuerdo con la doctora Roncancio entre las señales que se pueden presentar ante una afección de insuficiencia cardíaca se encuentran:

Ver más
Las emociones y sus roles en diferentes aspectos de la vida

– Dificultad respiratoria con el esfuerzo físico inclusive con esfuerzos mínimos.

– Sensación de ahogo al estar acostado.

– Episodios nocturnos de fatiga inexplicada.

– Tos o sibilancia al respirar de manera constante.

– Náuseas y falta de apetito.

– Aumento de peso a causa de la acumulación de líquido.

– Si el lado derecho del corazón no funciona bien se acumula líquido en las venas.

– Cuando la sangre circula más lentamente se produce hinchazón de los pies y las piernas. Puede extenderse al hígado y el estómago.

Mitos y realidades de las insuficiencias cardíacas

insuficiencia-cardiaca-tratamiento

Algunas de las creencias más frecuentes surgidas con respecto a las insuficiencias cardíacas son:

  • Las personas con condiciones por insuficiencia cardíaca no pueden practicar una actividad física

Los pacientes con esta enfermedad deben adoptar el ejercicio como parte de sus hábitos de vida. Los ejercicios deben ser moderados y acondicionados de acuerdo a su situación. Es recomendable para mejorar la capacidad funcional, mantener controlado el peso corporal (factor de riesgo) y prevenir la presencia de otras patologías. Es importante que siempre se realice bajo    la orientación del médico tratante

  • La insuficiencia cardíaca se presenta solamente en personas mayores.

Esta enfermedad no conoce de edades y afecta a las personas en cualquier etapa de la vida. Si bien las personas mayores como parte del proceso natural de envejecimiento se encuentran expuestas a presentar más enfermedades, la insuficiencia cardíaca es un trastorno cardiovascular que puede prevenirse cuando se mantienen hábitos de vida saludables.

  • El corazón deja de latir ante una insuficiencia cardíaca.

Como se ha mencionado anteriormente la condición de la enfermedad se produce por las alteraciones que sufre la capacidad del corazón para bombear sangre y cumplir con el correcto funcionamiento de otros órganos del cuerpo. Por tanto, en el caso de una insuficiencia cardíaca el corazón no deja de latir.

  • Cómo se trata un paciente con insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica que necesita de parte del médico tratante un control constante. Sin embargo, con un adecuado tratamiento, un balance en los medicamentos y la adopción de hábitos de vida saludables, el paciente logra mitigar los síntomas y fortalecer las funcionalidades del corazón.

  • Una insuficiencia cardíaca representa la muerte para el paciente

Los tratamientos valorados e indicados por el médico tratante tienen como fin mejorar las condiciones adversas que están alterando la calidad de vida de la persona. Las condiciones para cada caso son distintas y si bien una insuficiencia cardíaca es una afección crónica, los tratamientos pueden tener un impacto positivo en la salud del paciente. Sin embargo, cuando los medicamentos no funcionen u otro procedimiento no sea una opción, se recomiendan los cuidados paliativos.

En definitiva, la insuficiencia cardíaca es una condición con alta mortalidad y discapacidad, por esta razón es imprescindible que todos los pacientes diagnosticados con esta condición sigan atentamente las recomendaciones citadas por su médico. Cambios en el estilo de vida, y adoptar hábitos adecuados pueden convertirse en factores determinantes que evitan esta afección.

Puede interesarte: Cardiopatía: cómo detectarla y prevenirla a tiempo.

Comparte
Ir al home