Skip to main content

8 Ejercicios para mejorar tu coordinación

La coordinación es la habilidad que tiene el organismo de integrar y sincronizar diferentes partes del cuerpo, como músculos, articulaciones y sistemas sensoriales, con el fin de lograr tener movimientos y acciones en armonía. Por ello, la práctica de ejercicios de coordinación es fundamental para trabajar las extremidades del tren superior e inferior de manera correspondida y lograr así este propósito.

De esta manera, entrenar la coordinación tiene una serie de beneficios generales que incluyen entre otros: proteger la ocurrencia de lesiones, mejorar el rendimiento físico, promover un movimiento fluido y prevenir los efectos del deterioro gradual que ocurre en el cuerpo a medida que avanzan los años.

A continuación, te compartimos la importancia y los beneficios que tiene la coordinación en el organismo, así como algunos ejercicios que puedes practicar y adaptar a tu rutina de entrenamiento.

infografia-ejercicios-coordinacion
Beneficios de los ejercicios de coordinación en el organismo

La coordinación es una función muy importante para el organismo, que en ocasiones tiende a pasar desapercibida, pero que es esencial para realizar varias de las actividades diarias de manera apropiada. Algunos de los beneficios que aporta tener una coordinación pertinente son: 

– Previene lesiones: mantener un buen equilibrio y coordinación ayuda a prevenir caídas. Además, permite mantener estabilidad mientras caminas, corres o realizas alguna actividad física, previniendo el riesgo de tener una lesión.

– Mejora la condición física: la coordinación es esencial para un rendimiento óptimo. Establecer una coordinación eficiente de los movimientos corporales permite optimizar la resistencia del organismo en cualquier actividad física.

– Desarrollo motor en niños: establecer una buena coordinación a una edad temprana, optimiza la realización de actividades cotidianas como: caminar, correr, escribir, entre otras. Así mismo, permite adoptar un estilo de vida activo y saludable para el futuro.

– Mejora de la postura: una coordinación adecuada contribuye a mantener una postura correcta. Una buena postura ayuda a evitar problemas de espalda y cuello, mejora la respiración y la circulación.

Ver más
Previene los problemas de circulación sanguínea

– Aumenta la eficiencia en la realización de actividades: cualquier tarea que se realiza a diario, desde levantar objetos o caminar por superficies irregulares, requiere de una coordinación adecuada. Desarrollar estas habilidades permite realizar estas actividades de manera más eficiente y con menor esfuerzo.

Puede interesarte: Pilates: para qué sirve y ejercicios.

Recomendaciones para realizar ejercicios de coordinación

Al momento de realizar cualquier ejercicio de coordinación ten en cuenta estas recomendaciones: 

– Inicia con movimientos básicos: puedes comenzar por dominar movimientos básicos en ejercicios como caminar, correr o saltar. Utilízalos de manera suave, constante y controlada, teniendo en cuenta tu postura y el ritmo de tus movimientos.

– Practica con ejercicios específicos: adapta una rutina de ejercicios que logre desarrollar tus habilidades para mantener la coordinación, el equilibrio y la orientación espacial y de reacción. Puedes realizar ejercicios de equilibrio en una pierna, saltar sobre obstáculos o hacer cambios de dirección repentinos.

– Emplea herramientas en el entrenamiento: puedes ayudarte con el uso de implementos deportivos como: conos, lazos para saltar, steps (escalón de escalera), balones de equilibrio o plataformas inestables que mejorarán tu coordinación. 

– Realiza ejercicios de estimulación cerebral: la coordinación no es solamente corporal, también implica la capacidad de recibir, procesar y responder a estímulos externos que activan el cerebro. Pueden ser juegos de memoria, rompecabezas, entre otros ejercicios los que pueden ayudar a mejorar esta capacidad.

– Renueva las rutinas de ejercicio: sé versátil en las actividades que realizas para que sea un desafío permanente de coordinación que evite convertirse en un acto mecanizado por la repetición constante. 

En definitiva, la coordinación es una habilidad que se puede desarrollar y mejorar con la práctica y el entrenamiento adecuado. A través de ejercicios de coordinación específicos y actividades desafiantes, es posible fortalecerla y lograr mejoras significativas en tu capacidad para realizar movimientos de manera efectiva y coordinada.

Puede interesarte: Ejercicios para fortalecer tu columna vertebral.

Comparte
Ir al home