Skip to main content

Evita el sobrepeso a final de año: estrategias para disfrutar sin culpa

Con el final de año llegan las novenas, los encuentros con familiares y amigos y otros eventos que suelen estar acompañados por un sinfín de recetas tentadoras que pueden llevar fácilmente a caer en excesos culinarios. Es así como este festín gastronómico puede producir una descompensación alimentaria, reflejada principalmente en un aumento en el peso corporal.

A ello responde la importancia de adoptar hábitos alimentarios conscientes y equilibrados durante esta temporada festiva. La moderación en la elección de porciones, la preferencia de alternativas más saludables y la incorporación de hábitos de actividad física, son herramientas claves para contrarrestar los posibles efectos negativos que se puedan generar por estos excesos.

La profesional Melissa Altamar, nutricionista y dietista de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las claves para tener una alimentación sana, pero disfrutando de las comidas tradicionales de las celebraciones navideñas.

Consecuencias de los excesos navideños

Algunas de las afecciones más comunes que se suelen presentar durante esta temporada incluyen:

– Aumento en el peso corporal: los menús navideños se caracterizan por contener altos porcentajes de grasas y azúcares, contribuyendo a un exceso calórico que puede resultar en un aumento significativo de peso. Es así como no solo se ve afectada la imagen corporal, sino que también implica posibles riesgos para la salud a largo plazo.

– Alteraciones en la tensión arterial: el consumo excesivo de alimentos ricos en sodio durante las festividades, puede contribuir a aumentos temporales en la presión arterial, incrementando así, el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

– Incremento en los niveles de colesterol y triglicéridos: el exceso de grasas saturadas presentes en alimentos tradicionales navideños, puede desencadenar desequilibrios que a largo plazo contribuyen al desarrollo de problemas cardiovasculares.

– Elevados niveles de azúcar en la sangre: los dulces, postres y bebidas azucaradas, consumidos en exceso, desafían la estabilidad de los niveles glucémicos, aumentando el riesgo de problemas metabólicos y diabetes tipo 2.

– Dificultades para conciliar el sueño: la ingestión excesiva de alimentos antes de dormir puede provocar indigestión y dificultades para conciliar el sueño, afectando la calidad del descanso.

 

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Claves para disfrutar de las comidas navideñas sin excesos 

Algunas recomendaciones para lograr un equilibrio alimentario durante las celebraciones de fin de año incluyen: 

– Planifica tus comidas: antes de asistir a un evento o a un encuentro planifica tus comidas diarias. Incluye porciones de proteínas magras, vegetales, granos enteros y grasas saludables.

Ver más
¿Qué hacer para que tu hijo deje el chupo?

– Haz elecciones inteligentes: selecciona conscientemente los alimentos que más te agraden y que no se salgan de tu rutina de alimentación habitual. Escoge con moderación los menús tradicionales de esta época y complementa con opciones más saludables.

– Evita los ayunos: restringirte después de los excesos puede desencadenar ansiedad relacionada con la comida. La privación extrema tiende a generar un deseo irracional por alimentos poco saludables, creándote un ciclo perjudicial de restricción y exceso.

– Mantén el consumo de frutas y vegetales: estos alimentos son fuentes ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales para el funcionamiento óptimo de tu organismo. En un periodo en el que las comidas son más pesadas, el consumo regular de frutas y vegetales permite mantener un sistema digestivo saludable.

– Realiza actividad física: descansar no significa necesariamente quedarse inactivo todo el tiempo. Por ello, procura incorporar actividades físicas en tu día a día. Opta por subir escaleras en lugar de usar el ascensor, camina en lugar de conducir cortas distancias y considera hacer pausas activas durante el día.

– Controla el consumo de alcohol: aporta calorías líquidas, las cuales pueden sumar rápidamente sin que te des cuenta. Estas calorías adicionales contribuyen al aumento de peso, especialmente cuando se consumen en exceso durante las celebraciones. Controlar tu consumo de alcohol no solo te ayuda a moderar tu ingesta calórica, sino que también evita la acumulación de azúcares adicionales en tu dieta.

– Hidrátate adecuadamente: consume agua antes y durante las comidas, te ayudará a sentirte más satisfecho y a moderar tu apetito. Además, la hidratación adecuada contribuye a mantener un equilibrio calórico.

“Lo ideal para mantener el balance durante las festividades es optar por un estilo de vida saludable permanente, sostenible en el tiempo, y manteniendo una relación sana con la alimentación. Una vez pongas en práctica estas pautas de autocuidado es más sencillo disfrutar de los diferentes menús que regularmente compartimos en esta época, sin caer en los excesos”, destaca la doctora Altamar.

Recuerda, diseña menús que ofrecen opciones saludables y deliciosas para cada día, asegurándote de que estén equilibrados y nutricionalmente adecuados. La clave radica en la moderación, por lo que las porciones deben ser cuidadosamente controladas para evitar excesos. Este enfoque no sólo promoverá la salud y el bienestar general, sino que también permitirá que las celebraciones sean memorables y saludables para todos. ¡Felices fiestas!

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo de la profesional Melissa Altamar, nutricionista y dietista de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: Inicia una dieta saludable.

 

Comparte
Ir al home