Skip to main content

Blanqueamiento dental: mitos y realidades que debes saber

En la salud oral una de las consultas más comunes gira en torno a cómo lograr una sonrisa más blanca y armoniosa. Una preocupación que se explica en la manera como las personas reconocen el impacto que tiene para su autoestima, tener unos dientes estéticamente agradables. En este propósito, el blanqueamiento dental asume un rol determinante; sin embargo, son varios los mitos que existen alrededor de su procedimiento. 

Con el paso del tiempo, factores como el tabaco, los malos hábitos de higiene, el consumo de ciertos alimentos y bebidas de color; paulatinamente, van contribuyendo al oscurecimiento y al desgaste dental. Es así como, la búsqueda de un tono más blanco se convierte en un deseo compartido por muchos, reflejando la importancia que la estética oral tiene en la percepción consigo mismo y con los demás.

La profesional Vanessa Unda, odontóloga estética de los Centros Médicos Colmédica, comparte a continuación cuáles son las características del blanqueamiento dental, así como los mitos que existen alrededor de este procedimiento dental.  

Qué es un blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un procedimiento clínico que intenta conseguir el aclaramiento del color de los dientes, aplicando un agente químico, que se encarga de remover pigmentaciones intrínsecas y extrínsecas del esmalte y la dentina (tejido que se encuentra debajo del esmalte). 

De esta manera, este tratamiento tiene como objetivo principal restaurar el color y la translucidez naturales de los dientes, proporcionando un resultado estético notable. “Es una alternativa conservadora y altamente eficaz, ofreciendo resultados estéticos satisfactorios en un período de tiempo relativamente corto”, destaca la doctora Unda.

Tipos de blanqueamiento más comunes

Entre las alternativas de blanqueamiento dental que existen las más comunes son: 

– En consultorio: es un procedimiento rápido y efectivo. Puede realizarse de manera independiente o en combinación con una lámpara de luz LED para potenciar sus efectos. Este método, administrado en una o varias sesiones en la consulta dental, ofrece resultados instantáneos, brindando a los pacientes resultados en poco tiempo.

– Ambulatorio: se realiza a través de férulas personalizadas y jeringas que contienen un gel de peróxido a concentraciones más moderadas. Requiere el uso diario de las férulas durante un período de 10 a 15 días aproximadamente. Aunque los resultados son más graduales que en el blanqueamiento en consultorio, la ventaja radica en la conveniencia de poder realizar el tratamiento en casa bajo la orientación de un odontólogo.

– Dental con técnica mixta: combina tanto el blanqueamiento en consultorio como en el ambulatorio para obtener resultados más eficaces y personalizados. Permite adaptar el tratamiento a las necesidades específicas de cada persona, maximizando la eficacia del blanqueamiento y ofreciendo una solución integral. La elección del método dependerá de la evaluación del profesional en salud oral y las preferencias del paciente.

Puede interesarte: Ortodoncia: más allá de la estética dental.

¿Quiénes son aptos para un blanqueamiento dental?

La mayoría de los pacientes son aptos para realizarse un procedimiento de aclaramiento dental. Sin embargo, hay ciertos grupos de personas para los cuales se recomienda evitarlo, entre ellas: 

– Mujeres embarazadas y lactantes.

– Menores de edad.

– Pacientes con caries.

– Personas con enfermedad periodontal, hipersensibilidad dental, y alérgicos a los componentes.

La consulta con un profesional de la salud dental garantiza que el blanqueamiento se realice de manera segura y adaptada a las necesidades individuales de cada paciente.

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Ver más
Long COVID: las secuelas que perduran luego de la recuperación

Mitos sobre el blanqueamiento dental

Mitos sobre el blanqueamiento dental

En el blanqueamiento dental han surgido una serie de mitos que es crucial abordar para tomar decisiones informadas y cuidar adecuadamente de tu salud oral, entre los que se incluyen:

Mito. El blanqueamiento dental daña los dientes

Realidad. El blanqueamiento dental, cuando se realiza correctamente y bajo la supervisión de un profesional de la salud oral, es un procedimiento seguro. Los productos utilizados están diseñados para minimizar cualquier impacto negativo en la salud dental. Es esencial seguir las indicaciones médicas para evitar problemas y obtener resultados óptimos.

Mito. Los tratamientos caseros son tan efectivos como los profesionales

Realidad. Aunque existen productos de blanqueamiento dental de venta libre, no todos son efectivos ni seguros. Los tratamientos caseros pueden carecer de la fuerza necesaria para obtener resultados significativos y algunos son perjudiciales para el esmalte dental. Siempre debes tener la orientación de un profesional en salud oral.

Mito. El blanqueamiento dental es permanente

Realidad. Aunque el blanqueamiento dental puede ofrecer resultados notables, no es un procedimiento permanente. La duración de los efectos varía según los hábitos de cuidado dental y el estilo de vida de cada persona. Se pueden necesitar tratamientos de mantenimiento para preservarlo.

Mito. Cualquier persona puede someterse a un blanqueamiento dental

Realidad. No todas las personas son candidatas ideales para el blanqueamiento dental. Aquellas con restauraciones extensas, como coronas o empastes, pueden no experimentar los mismos resultados. Además, es fundamental abordar cualquier problema de salud dental antes de considerar el blanqueamiento.

Mito. El blanqueamiento dental elimina las manchas permanentemente

Realidad. Si bien el blanqueamiento dental puede eliminar varias manchas, no es una solución permanente. El consumo de ciertos alimentos y bebidas, así como otros factores externos (hábitos de higiene inadecuados, fumar, entre otros) causa decoloración con el tiempo.

Cuidados esenciales del blanqueamiento dental 

Un blanqueamiento dental exitoso no solo depende del procedimiento en sí, sino también de los cuidados posteriores que se adoptan. Durante las primeras dos semanas, es crucial seguir algunas pautas para asegurar resultados duraderos. Algunas recomendaciones clave son:

– Evita alimentos y bebidas pigmentadas: se recomienda evitar alimentos y bebidas altos en pigmentos que puedan comprometer el resultado del tratamiento. Esto incluye entre otros: gaseosas, café, vino tinto, remolacha, té verde. 

– Abstente de fumar: el tabaco es conocido por causar manchas en los dientes. Es recomendable abstenerse de fumar durante al menos las dos primeras semanas para preservar el color blanco y evitar manchas no deseadas.

– Mantener una rigurosa higiene bucal: es fundamental para prolongar los efectos del blanqueamiento dental. Cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental diariamente y utilizar enjuague bucal permite preservar la salud general de los dientes.

Ten en cuenta que cada persona puede tener necesidades específicas, por lo que seguir las indicaciones personalizadas del odontólogo garantizará el mejor mantenimiento del blanqueamiento dental.

En definitiva, el blanqueamiento dental te ofrece beneficios estéticos notables, pero no está exento de consideraciones y posibles desventajas. Antes de decidir someterse a este tratamiento, es crucial consultar con un profesional en salud oral para evaluar la idoneidad del procedimiento. Estar bien informado te garantiza tomar decisiones conscientes sobre tu salud bucal y estética.

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo de la profesional Vanessa Unda de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: Gingivitis: qué es, síntomas, causas y cómo prevenirla.

Comparte
Ir al home