Skip to main content

Rehabilitación oral: más allá de la estética dental

En la búsqueda de una sonrisa radiante y saludable, la rehabilitación oral emerge como la especialidad de la odontología dedicada a restaurar la salud y la funcionalidad oral. Es así como este enfoque integral permite tratar afecciones bucales, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente.

De esta manera, desde la reconstrucción de dientes perdidos hasta la armonización de la función masticatoria y la estética dental, la profesional Roxana Ortega, especialista en rehabilitación oral de los Centros Médicos Colmédica, comparte cómo la rehabilitación oral se convierte en la mejor alternativa para aquellos que buscan una salud oral integral.

Qué es la rehabilitación oral

La rehabilitación oral es una disciplina integral dentro de la odontología que agrupa tratamientos y procedimientos con el propósito de restaurar la función, estética y salud oral de los pacientes. Esta especialidad, distinguida por enfoques personalizados, se dedica a abordar alteraciones dentales complejas para lograr un resultado armonioso y funcional.

La esencia de la rehabilitación oral va más allá de la corrección dental, ya que busca no solo resolver problemas específicos, sino también realzar la belleza natural de cada sonrisa. Tal como lo destaca la doctora Ortega: “realmente la magia de la especialidad radica en devolverle la calidad de vida al paciente, que vuelve a sonreír, a comer, a hablar, a disfrutar los pequeños placeres de la vida, devolviéndole notoriamente la seguridad y autoestima en su vida”. 

Beneficios de la rehabilitación oral

Entre los beneficios que logra un tratamiento de rehabilitación oral se destacan: 

– Restauración de la función masticatoria: contribuye de manera significativa a una mejor digestión y nutrición al restablecer la capacidad de masticar correctamente. Esto no solo influye en la salud gastrointestinal, sino que también facilita una adecuada ingesta de nutrientes esenciales para el organismo.

– Mejora en la fonética y habla: al restaurar la estructura dental, mejora la capacidad de articular correctamente, lo que se traduce en una comunicación más clara y efectiva. Beneficia no solo la fonética, sino que también eleva la calidad de la expresión verbal del paciente.

– Previene problemas de desgaste dental: la rehabilitación oral trata estas irregularidades, reduciendo la presión sobre la articulación, contribuyendo a mantener la salud y la funcionalidad de las articulaciones mandibulares.

– Impacto sobre la autoestima: una sonrisa saludable es esencial en el bienestar emocional. Mejorar la estética dental a través de la rehabilitación oral no solo tiene un impacto en la apariencia externa, sino que también influye en nuestra interacción social.

Ver más
Importancia de los sellantes dentales en los niños

– Evita futuras anomalías bucodentales: la restauración de dientes dañados, la corrección de la oclusión y el mantenimiento de una higiene oral adecuada, disminuyen la probabilidad de desarrollar enfermedades a largo plazo, contribuyendo a una salud bucal sostenible y duradera.

Puede interesarte: Gingivitis: qué es, síntomas, causas y cómo prevenirla.

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Procedimientos en rehabilitación oral

La rehabilitación oral abarca una variedad de procedimientos entre los que se incluyen: 

– Coronas: Restauraciones que actúan como una abrazadera en el diente. Pueden ser completamente metálicas, metal-porcelana o libres de metal. Se utilizan para rehabilitar dientes con fracturas o caries extensas.

– Prótesis fija: restauración que ayuda a recuperar uno o varios dientes perdidos mediante coronas fijas, las cuales se unen a dientes pilares.

– Prótesis removibles: como su nombre lo indica, el paciente puede retirar para realizar la higiene dental. Pueden ser de estructuras metálicas, acrílicas o flexibles.

– Prótesis totales: removibles que reemplazan todos los dientes perdidos de un maxilar y sus tejidos circundantes en la boca.

– Prótesis híbridas: las cuales se caracterizan por la combinación de dos materiales: metálicos/ acrílicos o cerámicos que van retenidos a 4 o más implantes dentales, los cuales devuelven la totalidad de los dientes perdidos.

– Carillas dentales: restauraciones cerámicas o de resina que permiten mejorar la estética del paciente mediante cambios en el color y la forma de los dientes.

Ten en cuenta que, los procedimientos de rehabilitación oral tal como lo destaca la doctora Ortega, se deben realizar siempre partiendo de un estudio del paciente y sus necesidades. “Deben ser orientados por un equipo multidisciplinario en periodoncia, endodoncia, ortodoncia, cirugía maxilofacial y del rehabilitador oral, para dar el mejor tratamiento. Devolver una sonrisa es reintegrar salud; por ello, los tratamientos deben ser realizados por profesionales de la salud idóneos que garanticen la calidad de vida del paciente”, concluye.

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo de la profesional Roxana Ortega Ospina, especialista en rehabilitación oral de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: Blanqueamiento dental: mitos y realidades que debes saber.

 

Comparte
Ir al home