Skip to main content

Bruxismo: estrategias para controlar su impacto

El bruxismo es un trastorno dental común que en ocasiones tiende a ser desestimado pero que afecta a millones de personas en todo el mundo. Este hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, puede ocurrir tanto de día como de noche y sus efectos pueden ser devastadores si no se abordan adecuadamente.

Si bien el bruxismo puede ser considerado un hábito normal en ciertas circunstancias, como períodos de estrés o ansiedad moderada , cuando comienza a afectar negativamente la calidad de vida y provoca una serie de malestares físicos y emocionales, es fundamental buscar la asesoría de un profesional en la salud dental.

La profesional Roxana Ortega Ospina, especialista en rehabilitación oral de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las características de este trastorno, sus causas y la manera de afrontarlo adecuadamente.

Qué es el bruxismo

De acuerdo con la doctora Ortega, el bruxismo es un trastorno dental caracterizado por una actividad repetitiva de los músculos de la mandíbula, que se manifiesta principalmente mediante el apretamiento o rechinamiento de los dientes, puede ocurrir durante el sueño o durante la vigilia.

Durante el bruxismo, los músculos de la mandíbula se contraen de manera involuntaria y pueden hacer presión excesiva sobre los dientes, lo que puede causar desgaste dental, sensibilidad, dolor en la mandíbula y otros síntomas asociados. Este trastorno puede afectar a personas de todas las edades y puede estar relacionado con diferentes factores.

El bruxismo puede tener consecuencias negativas para la salud dental y la calidad de vida en general, por lo que es importante buscar tratamiento adecuado si se experimentan síntomas. La orientación de profesionales de la salud dental es esencial para identificar las causas y encontrar estrategias efectivas para controlarlo y prevenir afecciones adicionales.

Puede interesarte: Rehabilitación oral: más allá de la estética dental.

Causas del bruxismo

Algunas de las causas comunes del bruxismo incluyen:

– Factores psicosociales: estrés, ansiedad y angustia son coadyuvantes en el desarrollo del bruxismo. Las tensiones diarias pueden manifestarse durante el día o durante la noche en forma de apretar o rechinar los dientes.

– Consumo de sustancias psicoactivas: el uso de ciertas sustancias psicoactivas, como el exceso de cafeína, alcohol o tabaco, puede aumentar el riesgo de bruxismo.

– Trastornos del sueño: el bruxismo a menudo está relacionado con trastornos del sueño, como la apnea obstructiva del sueño, que pueden causar un aumento en la actividad muscular durante la noche, incluido el rechinar de los dientes.

– Factores respiratorios: en algunas circunstancias, el bruxismo puede estar asociado con trastornos respiratorios y deglutorios, como apneas del sueño o reflujo gástrico, que pueden influir en la actividad muscular de la mandíbula.

– Trastornos del movimiento y neurológicos: algunas afecciones como el síndrome de Tourette y ciertas condiciones neurológicas pueden estar relacionados con el bruxismo.

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Síntomas del bruxismo

Los síntomas del bruxismo pueden variar de una persona a otra, pero entre los signos más comunes se incluyen:

– Desgaste dental: especialmente en las superficies masticatorias, puede ser un signo de bruxismo.

– Dolor facial: el bruxismo puede causar dolor en los músculos faciales y en la mandíbula, especialmente al despertar por la mañana.

– Dientes hipersensibles: el desgaste del esmalte dental puede llevar a una mayor sensibilidad de los dientes, especialmente a alimentos o bebidas calientes, fríos o dulces.

– Músculos faciales y mandíbula tensos: la tensión muscular en la cara y la mandíbula es común en personas con bruxismo.

– Dolores de cabeza: el bruxismo puede estar asociado con dolores de cabeza, especialmente en la zona temporal o en la parte posterior de la cabeza.

– Dolor de oído: la tensión muscular en la mandíbula puede irradiar hacia el área del oído, causando dolor o molestias.

Ver más
Ortodoncia: más allá de la estética dental

– Dislocación de la mandíbula: en casos graves, el bruxismo puede provocar la dislocación temporal de la mandíbula.

– Sueño agitado: las personas con bruxismo a menudo experimentan un sueño agitado y pueden despertarse con sensación de fatiga o cansancio.

¿Cómo se diagnostica el bruxismo?

mujer en cita odontologica
El diagnóstico del bruxismo suele ser un desafío debido a su variabilidad en el tiempo y síntomas confusos. Por ello, la visita periódica con el odontólogo general y el rehabilitador oral, es muy importante para que se pueda evaluar la presencia de problemas dentales para tratarlos a tiempo.

Entre las acciones que se realizan para el diagnóstico, se encuentran:

– Examen dental: durante las visitas periódicas con el odontólogo se pueden realizar exámenes como el de la articulación temporomandibular (conecta la mandíbula con la parte lateral de la cabeza) para evaluar signos de desgaste dental, sensibilidad, tensión muscular y otros indicadores de bruxismo.

– Auto-reporte del paciente: síntomas como tensión muscular en la mandíbula al despertar o rechinamiento dental durante el sueño puede ser útil para el diagnóstico.

– Observación de terceros: a veces, el bruxismo puede ser observado por otra persona, como un compañero de cama, que nota el rechinamiento dental durante la noche.

– Preguntas específicas: durante la evaluación clínica, los profesionales de la salud pueden utilizar encuestas para determinar la presencia de bruxismo en el paciente. Estas preguntas pueden abordar temas como la frecuencia del rechinamiento dental, la presencia de síntomas relacionados y los factores desencadenantes.

– Polisomnografía: estudio del sueño que incluye la medición de la actividad de los músculos de la masticación. Este examen puede proporcionar una evaluación más precisa del bruxismo durante el sueño.

Recomendaciones para los pacientes con bruxismo

El bruxismo es difícil de prevenir por completo, ya que puede ser causado por una combinación de factores genéticos, psicológicos y fisiológicos, como se resaltó anteriormente. Sin embargo, aunque no se puede evitar por completo, existen estrategias para prevenir posibles complicaciones. Estas medidas se centran en abordar los factores desencadenantes y en proteger los dientes y la mandíbula.

Algun-as recomendaciones para controlarlo, incluyen:

– Asistir a controles periódicos: es importante mantener visitas regulares al dentista para monitorear la salud dental y detectar cualquier signo de bruxismo o daño dental relacionado. El odontólogo puede ofrecer orientación y tratamiento adecuado para controlar el bruxismo y prevenir complicaciones.

– Reducir los niveles de estrés: aumentan la probabilidad de bruxismo, por lo que es importante encontrar formas efectivas de manejar el estrés, como la práctica de técnicas de relajación, el ejercicio regular, la meditación, entre otras.

– Autoevaluar el despertar y la vigilia: los pacientes con bruxismo deben autoevaluar si experimentan dolor o cansancio al despertar, así como durante el día. Estos síntomas pueden indicar la presencia de bruxismo y la necesidad de buscar tratamiento.

– Manejo integral de enfermedades base: si existen afecciones subyacentes que puedan influir en el bruxismo, como trastornos del sueño o condiciones médicas crónicas, es importante trabajar en conjunto con el médico tratante para abordar estas condiciones de manera integral.

– Búsqueda de tratamiento oportuno: aunque no existe un tratamiento definitivo para el bruxismo, tomar conciencia de la condición y buscar tratamiento temprano puede ayudar a controlar los síntomas y prevenir complicaciones orales o articulares a largo plazo.

Si evidencias síntomas asociados al bruxismo, es importante consultar a un profesional en salud oral para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. Establecer el control sobre esta condición a través de un enfoque integral, ayudará a reducir el impacto en tu salud dental y mejorar tu calidad de vida.

 Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo de la profesional Roxana Ortega Ospina, especialista en rehabilitación oral de los Centros Médicos Colmédica.

 Puede interesarte: Blanqueamiento dental: mitos y realidades que debes saber.

 

 

 

 

 

Me parece mejor usar: ansiedad  moderada  [LS1]

Comparte
Ir al home