Skip to main content

Importancia de consumir agua limpia para tu salud

El agua es un recurso esencial, una necesidad vital para la supervivencia; sin embargo, en la actualidad, la calidad se ve amenazada por una serie de factores como la contaminación, la sobreexplotación, alteraciones de los hábitats acuáticos y el cambio climático. Eventos que responden a la necesidad de tratar el agua que consumimos para eliminar contaminantes, restablecer su potabilidad y proteger la salud en general.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2022 había en el mundo al menos 1.700 millones de personas que tomaban agua para el consumo de fuentes contaminadas. Un escenario que aumenta las probabilidades de adquirir enfermedades gastrointestinales y afecciones relacionadas con el agua.

Tomar medidas apropiadas para evitar estas situaciones, hacen parte de las soluciones encaminadas a prevenir posibles afecciones que puedan alterar la salud y el bienestar. A continuación, te compartimos la importancia que tiene el tratar el agua que consumes y las medidas para lograrlo de manera adecuada. 

Importancia de tratar el agua que consumes 

El agua contaminada y la falta de saneamiento adecuado, son factores determinantes en la propagación de enfermedades diarreicas, disentería (Inflamación de los intestinos acompañada de diarrea con sangre), hepatitis A, fiebre tifoidea y poliomielitis, tal como lo destaca la OMS. 

Uno de los motivos más evidentes para tratar el agua que consumimos es proteger la salud. El agua contaminada puede contener una variedad de microorganismos patógenos, como bacterias, virus y parásitos, que pueden causar enfermedades diarreicas, disentería (Inflamación de los intestinos acompañada de diarrea con sangre), hepatitis A, fiebre tifoidea y poliomielitis, tal como lo destaca la OMS. 

Es por ello que, el tratamiento del agua elimina o reduce significativamente la presencia de estos microorganismos, haciendo que el agua sea segura para el consumo.

Así mismo, sumados a los microorganismos, el agua sin tratar puede contener una variedad de contaminantes químicos, como pesticidas, metales pesados y productos químicos industriales. Estos contaminantes pueden tener efectos nocivos en la salud a largo plazo, causando problemas como cáncer, trastornos hormonales y daños en órganos vitales. 

En este sentido, es innegable que la purificación del agua juega un papel fundamental en la reducción de la propagación de estas enfermedades causadas por bacterias presentes en el agua. Estos padecimientos pueden evolucionar hacia infecciones graves e incluso resultar letales si no se abordan adecuadamente y a tiempo.

Puede interesarte: Tomar agua: mitos y realidades.

Recomendaciones para manejar el agua de forma segura

cuidados del consumo de agua
De acuerdo con el Ministerio de Salud, entre las recomendaciones para el consumo del agua, ten en cuenta:

– Verifica la integridad del envase: cuando consumas agua embotellada asegúrate de que el envase esté en buen estado, sin imperfecciones o fisuras. Verifica que el sello de seguridad esté intacto y no presente signos de deterioro.

– Valida la fecha vencimiento: revisa la fecha de vencimiento del envase para garantizar la calidad del agua.

– Lee la información en el rótulo: valida que el envase contenga un rótulo con información completa, incluido el Registro Sanitario y el nombre del producto «agua potable tratada».

Ver más
Hábitos para el cuidado del medio ambiente en los niños

– Consume en poco tiempo: una vez abierto el envase, consume el agua en el menor tiempo posible para evitar el crecimiento de microorganismos. Si es posible, mantén el agua refrigerada y protegida de la luz solar.

– Observa la claridad y transparencia: cuando consumas agua de la llave evita consumir agua envasada que presente turbidez, coloración inusual o presencia de cuerpos extraños en su interior.

– Realiza un almacenamiento adecuado: guarda el agua envasada en un lugar fresco, seco y sombreado, lejos de fuentes potenciales de contaminación como residuos sólidos o aguas residuales. Mantén el envase elevado del piso y alejado de sustancias químicas y productos no alimentarios.

– Haz una transferencia segura: si necesitas transferir el agua a otro recipiente, asegúrate de lavar y desinfectar previamente el nuevo envase y utilizar un cierre confiable.

– Mantén la higiene: limpia y desinfecta regularmente los envases de tamaño personal que se lleven directamente a la boca. Si utilizas botellones con dispensadores, asegúrate de limpiar y desinfectar periódicamente las boquillas para prevenir la contaminación del agua por manipulación.

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Cómo potabilizar el agua en casa

Con el fin de que el agua sea apta para el consumo, es importante que sigas ciertas pautas a fin de evitar situaciones que afecten tu salud, entre ellas se encuentran: 

Cloración del agua

– Utiliza un recipiente limpio con capacidad de al menos un litro.

– Emplea una solución de hipoclorito doméstico puro. Desecha aquella que contenga fragancias u otros aditivos.

– Añade entre dos y cinco gotas de la solución de hipoclorito por cada litro de agua y deja reposar durante 30 minutos.

– Es importante que el agua a clorar esté transparente y limpia.

– Almacena el agua tratada en recipientes tapados y protegidos.

– El cloro elimina hasta el 99.9 % de las bacterias y virus que pueden afectar la salud.

Hervido del agua

Hervir el agua es el método más eficaz para eliminar los microorganismos patógenos, como virus, bacterias y parásitos, que pueden causar enfermedades.

– Hierve el agua durante al menos 10 minutos en una olla adecuada.

– Deja que el agua se enfríe.

– Tras la ebullición, vierte el agua en recipientes limpios y seguros para evitar la contaminación.

En definitiva, priorizar la calidad del agua que consumes es esencial para proteger tu salud y bienestar a largo plazo. A su vez, implementar medidas adecuadas para potabilizar el agua garantiza su pureza al eliminar contaminantes y microorganismos que pueden ser perjudiciales para tu salud. 

Este contenido se encuentra avalado por profesionales de la salud de Colmédica.

Puede interesarte: Flora intestinal: hábitos para cuidarla.

Comparte
Ir al home