Skip to main content

¿Cómo prevenir la osteopenia?

La osteopenia es una afección de los huesos similar a la osteoporosis, pero más leve. Generalmente, no presenta síntomas, por lo que las personas afectadas rara vez la detectan a tiempo. A ello, responde la importancia de la detección temprana para abordar esta condición y prevenir su progresión hacia la osteoporosis.

Este silencioso proceso de deterioro óseo, ocurre cuando los huesos comienzan a perder masa ósea, lo que hace que se debiliten y se incremente el riesgo de sufrir fracturas o esguinces. Las mujeres tienen más posibilidades de presentar osteopenia a partir de los 30 años.

El profesional Danilo Velandia, médico ortopedista de los Centros Médicos Colmédica, comparte las características de la osteopenia, cómo se diferencia de la osteoporosis, los factores de riesgo, síntomas y las claves para prevenir esta condición. 

¿Qué es la osteopenia? 

De acuerdo con el doctor Velandia, la osteopenia es una condición ósea caracterizada por una disminución en la densidad mineral, lo que conlleva a una mayor vulnerabilidad ósea, aumentando el riesgo de lesiones y fracturas. Esta etapa, anterior a la osteoporosis, actúa como una señal temprana de alerta.

Esta afección suele ser asintomática, lo que dificulta su detección sin exámenes específicos, y se presenta con mayor frecuencia con el envejecimiento. Aquellos pacientes diagnosticados con osteopenia, enfrentan un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis en el futuro, lo que resalta la importancia de estar alerta con los síntomas para tratarla a tiempo y reducir su impacto en la salud ósea.

Diferencias entre osteopenia y osteoporosis

La osteoporosis y la osteopenia son condiciones ligadas a la salud ósea, sin embargo, tienen diferencias que debes conocer:

Características Osteopenia Osteoporosis
Definición Disminución de la densidad mineral ósea, huesos débiles. Pérdida severa de la densidad ósea, huesos extremadamente débiles.
Gravedad Etapa temprana de la pérdida ósea. Etapa avanzada de la pérdida ósea.
Riesgo de fracturas Aumenta, pero menos que en la osteoporosis. Es mayor debido a la fragilidad ósea.
Síntomas Generalmente asintomática. Puede causar dolor óseo, pérdida de estatura, deformidades vertebrales.
Detección A menudo no es diagnosticada hasta que se realiza una densitometría ósea. Puede ser diagnosticada a través de densitometría ósea o después de una fractura.
Tratamiento Dieta rica en calcio y vitamina D, ejercicio regular. Medicamentos recetados, suplementos de calcio y vitamina D, terapia de ejercicios específicos

Es importante destacar que, si bien la osteopenia actúa como precursora de la osteoporosis, no siempre es el caso.

Puede interesarte: Osteoporosis: quién la puede padecer y consejos para prevenirla.

Factores de riesgo 

Existen múltiples factores de riesgo, entre ellos unos no modificables y otros que si lo son:

No modificables

– Edad: a medida que se envejece, el riesgo de osteopenia y osteoporosis aumenta.

Raza: mujeres caucásicas o de ascendencia asiática tienen mayor probabilidad de tener menor densidad ósea.

Antecedentes familiares: historial familiar de osteopenia u osteoporosis aumenta el riesgo.

– Tamaño corporal: la baja estatura puede estar asociada con menor densidad ósea.

Hormonas sexuales

– Disminución del estrógeno en mujeres posmenopáusicas.

Ver más
Nutrición vs alimentación: conoce las diferencias

– Disminución de testosterona en hombres.

– Alteraciones hormonales.

– Niveles elevados de hormonas tiroideas.

– Trastornos de las glándulas paratiroideas y suprarrenales.

Modificables

– Alimentación: Bajo consumo de calcio puede contribuir a la osteopenia.

– Enfermedades: enfermedad celíaca, trastornos gastrointestinales inflamatorios, enfermedades renales o hepáticas pueden afectar el metabolismo óseo.

– Medicamentos: uso prolongado de corticoides orales, medicamentos para convulsiones, reflujo gástrico, cáncer pueden interferir en el proceso de reconstrucción ósea.

– Estilo de vida: sedentarismo, consumo excesivo de alcohol y tabaco pueden aumentar el riesgo de osteopenia.

En general, la osteopenia no presenta síntomas evidentes en sus etapas iniciales. Sin embargo, a medida que la pérdida de densidad ósea progresa, es posible experimentar dolor óseo, especialmente en la columna vertebral, cadera o muñecas. Además, la postura puede verse afectada y aumenta el riesgo de fracturas por debilidad ósea.

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Claves para prevenir la osteopenia

La prevención de la osteopenia comienza desde una edad temprana y se basa en hábitos de vida saludables. Algunas claves importantes:

– Identificación de factores de riesgo: es esencial reconocer y evaluar los factores de riesgo individuales, como la edad, antecedentes familiares, y otros hábitos de vida, que puedan contribuir a la pérdida de masa ósea y aumentar el riesgo de osteoporosis.

– Consumir una dieta equilibrada: a través de una alimentación rica en calcio y vitamina D, incluyendo lácteos, pescado, verduras de hojas verdes y alimentos fortificados.

– Realizar ejercicio regularmente: especialmente actividades que fortalezcan los huesos, como caminar, correr, levantar pesas o practicar yoga.

– Evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco: pueden afectar la salud ósea.

– Mantener un peso corporal saludable: el sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de osteopenia.

– Realizar pruebas de densidad ósea periódica: especialmente si se tienen factores de riesgo.

– Seguimiento de la salud: estar alerta a posibles condiciones de salud, como trastornos hormonales o enfermedades crónicas, que puedan afectar la salud ósea.

– Consultar con un profesional de la salud: desempeñan un papel fundamental en la identificación temprana de personas en riesgo y en la realización de pruebas de detección adecuadas.

En definitiva, la osteopenia es una condición que merece tu atención y cuidado, ya que puede ser el antecesor de la osteoporosis y aumentar el riesgo de fracturas óseas. Adoptar un estilo de vida saludable y evitar factores de riesgo puede ayudar a prevenir esta enfermedad y mantener tus huesos fuertes y saludables a lo largo de la vida.

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo del profesional Danilo Velandia, médico ortopedista de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: ¿Artritis reumatoide u osteoartritis? Reconoce la diferencia.

 

Comparte
Ir al home