Skip to main content

Salud oral: ¿por qué sangran las encías?

El sangrado de encías es un problema común que no debe pasar desapercibido. Este síntoma puede ser una señal de advertencia de problemas más graves en la salud oral. Para comprender mejor por qué las encías sangran y cómo abordar este problema, es esencial explorar las posibles causas y soluciones.

En este sentido, es importante reconocer que las encías sangran como una respuesta ante un estímulo irritante, particularmente la placa bacteriana. Sin embargo, puede estar relacionada con otras condiciones médicas. Por ello, consultar a un especialista en salud oral para obtener un diagnóstico adecuado y seguir un plan de tratamiento personalizado, es determinante para un bienestar bucal a largo plazo.

La profesional Beatriz Grudnik, odontóloga de los Centros Médicos Colmédica, comparte cuáles son las causas y factores de riesgo de las encías sangrantes, así como las recomendaciones para prevenir esta condición.

Causas del sangrado de encías

Según la doctora Grudnik, algunas de las causas más frecuentes del sangrado de encías son:

– Placa y sarro: es la causa más común del sangrado de encías. La placa es una película pegajosa de bacterias que se forma constantemente en los dientes. Si no se elimina mediante el cepillado y el uso de hilo dental regular, puede endurecerse y convertirse en sarro, irritando las encías y causando sangrado.

– Gingivitis: es una forma temprana de enfermedad de las encías que se caracteriza por encías inflamadas y sangrantes. La causa sobre todo una higiene dental deficiente, lo que permite que la placa y el sarro irriten las encías.

– Cepillado excesivo o inadecuado: cepillarse los dientes con demasiada fuerza o con un cepillo de dientes duro puede dañar las encías y provocar sangrado. Del mismo modo, no cepillarse los dientes con la frecuencia o la forma adecuada puede permitir que la placa se acumule y cause problemas.

– Cambios hormonales: en eventos como: embarazo, menstruación o menopausia, pueden hacer que las encías sean más propensas a sangrar debido a la mayor sensibilidad.

– Enfermedad periodontal: es una afección más grave que la gingivitis y puede provocar la recesión de las encías y la pérdida de hueso alrededor de los dientes.

Factores de riesgo

Entre los factores incidentes para la prevalencia de encías sangrantes se encuentran:

– Malos hábitos de salud oral: este es el factor de riesgo más común para el sangrado de encías.

– Fumar: el tabaquismo puede aumentar el riesgo de sangrado gingival.

– Consumo de drogas: el uso de ciertas drogas puede contribuir al sangrado de las encías.

– Mala alimentación: una dieta deficiente puede influir en la salud de las encías y aumentar el riesgo de sangrado.

Ver más
La importancia de vacunarse con las dos dosis

– Medicamentos: algunos fármacos pueden causar cambios en las encías o provocar sequedad bucal, lo que aumenta el riesgo de sangrado.

– Afecciones que afectan la respuesta inmunitaria: enfermedades que debilitan el sistema inmunológico pueden contribuir al sangrado de las encías.

– Tratamientos contra el cáncer: algunos tratamientos contra el cáncer pueden tener efectos secundarios que aumentan el riesgo de sangrado gingival.

Puede interesarte: Rehabilitación oral: más allá de la estética dental.

Algunas recomendaciones que la doctora Grudnik sugiere para prevenir el sangrado de encías y mantener una sonrisa saludable, incluyen:

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Tratamiento en el sangrado de encías

El abordaje a este problema depende principalmente de su causa; por ello, lo primero que debes hacer en caso de presentar esta condición, es consultar con tu odontólogo quien identificará la causa, y dependiendo de ésta y del grado de avance, realizará los procedimientos necesarios. Entre los tratamientos están:

– Tratamiento de la gingivitis crónica: si la causa es la acumulación de placa bacteriana, se realizará una fase higiénica completa en el consultorio.

– Instrucciones de higiene oral: tu odontólogo determinará las recomendaciones para mantener una buena higiene en casa, como el uso de seda dental y enjuagues bucales.

– Remisión a un periodoncista: si se detectan bolsas periodontales y cálculos bajo la encía, se referirá al paciente a un especialista en periodoncia (experto en el tratamiento de la inflamación oral) para una intervención más especializada.

– Valoración médica: si tu odontólogo no encuentra ninguna condición oral que cause el sangrado, recomendará una evaluación médica para descartar problemas sistémicos.

La doctora Grudnik destaca la importancia de abordar tanto las causas dentales como sistémicas del sangrado de encías para un tratamiento completo y efectivo.

En definitiva, el sangrado de encías no debes ignorarlo. Es esencial abordar las causas y adoptar hábitos saludables de higiene oral para prevenir problemas más graves a futuro. Si experimentas sangrado de encías persistente o severo, no dudes en consultar a tu odontólogo lo antes posible para recibir tratamiento y orientación adecuados.

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo de la profesional Beatriz Grudnik, odontóloga de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: Gingivitis: qué es, síntomas, causas y cómo prevenirla.

 

Comparte
Ir al home