Skip to main content

Musicoterapia: una técnica milenaria

A propósito del “Día Mundial de los sonidos curativos” que se celebra el 14 de febrero, bien vale la pena hablar sobre la música y los efectos positivos que tiene sobre diferentes aspectos emocionales y mentales de una persona. Una antesala que sirve para hablar acerca de la musicoterapia y los beneficios que tiene para aportar a una adecuada calidad de vida.

Desde la reducción del estrés, pasando por la estimulación cerebral, hasta la regulación de los ritmos corporales, hacen parte de esas incidencias positivas que la musicoterapia aporta a una persona. Así mismo, la terapia con música resulta muy efectiva para aliviar estados de ansiedad o tristeza, ya que estimula la producción de serotonina.

¿Qué es la musicoterapia?

Se puede entender la musicoterapia como la forma en la que la música estimula de manera asertiva el estado de ánimo y el bienestar mental general. De este modo, se incluyen acciones como escuchar música, crearla con instrumentos de todo tipo, cantar o bailar.

En la musicoterapia se identifican diferentes estados: la improvisación, en donde la persona crea su propia música, bien sea cantando o tocando algún instrumento. La recreación, que es cuando se repite una canción de memoria. La composición, que es cuando se crea una pieza musical y la escucha, que es el proceso de escuchar alguna melodía.

Cómo trabaja la musicoterapia en el organismo

 

La musicoterapia trabaja sobre diferentes factores de la persona como lo son: la reducción en el dolor en enfermedades terminales, mejora en la autoestima, o el tratamiento ante dificultades de aprendizaje, además, trabaja desde aspectos:

  • Sensoriales: la habilidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.
  • Motrices: la coordinación, el equilibrio y la movilidad.
  • Cognitivos: incentivando la memoria, aprendizaje, imaginación y atención.
  • Socio-emocionales: activando la inteligencia y el control de las emociones.

Beneficios de la musicoterapia

Es evidente la incidencia que tiene la música en los seres humanos porque suele ser esa compañía ideal cuando estamos haciendo algo solos o cuando  compartimos en una reunión con amigos. Pero seguramente desconozcas ¿por qué sucede esto?

Pues bien, esto se debe porque la música genera unos picos emocionales que estimulan partes cerebrales para que las glándulas segreguen la serotonina, hormona encargada del buen humor y la felicidad. Es así como resulta beneficiosa en diferentes ámbitos, entre ellos: 

  • Mejora el estado de ánimo de las personas.
  • Optimiza la socialización con los demás.
  • Reduce el estrés.
  • Disminuye la ansiedad.
  • Permite conectar de mejor manera con otras personas
  • Incrementa la capacidad para resolver los problemas.
  • Ayuda a sentir mejor a las personas con enfermedades degenerativas.
Ver más
Recomendaciones para un viaje seguro

Puede interesarte: Libros para comenzar el año nuevo con el pie derecho.

Por qué usar la musicoterapia

Hay varias ventajas que validan las utilidades de la musicoterapia y que responden a las razones que su uso tiene, entre las que se encuentran:

  • Reacciones fisiológicas. Derivadas con la activación que se tiene de distintos órganos cuando se escucha una canción. Una palpitación y respiración más acelerada o el aumento en la frecuencia cardíaca, son reacciones que terminan siendo positivas para el organismo.
  • Mejora el aprendizaje. Es común que en el colegio se complemente el aprendizaje de los niños a través de canciones que incentiven la memoria. De este modo, a través de la música se logran métodos efectivos para enseñar el abecedario o los colores. 
  • Herramienta en procesos clínicos. Hay canciones que se quedan en la memoria y cuando suenan reviven un momento en el tiempo o una emoción. Corresponde a un juego de actividades neuronales, las mismas que potencializan el poder de la música como una herramienta en algunos tratamientos clínicos.
  • Tratamiento de trastornos. La música permite trabajar con personas que presentan rasgos de autismo, déficits de atención, trastornos alimentarios, demencias, entre otras enfermedades. Incentiva la creatividad y desarrolla sus habilidades en otros ámbitos.

De esta manera, aunque la musicoterapia no es una cura para ninguna afección, puede ser una herramienta efectiva y agradable para reducir los síntomas de diferentes enfermedades, incluyendo la depresión y la ansiedad. Es una forma creativa para incentivar las emociones y un elemento con poderosos efectos sobre el estado de ánimo de una persona.

Puede interesarte: Mini huerto en casa. 

Comparte
Ir al home