Skip to main content

Relajación: 4 prácticas sencillas para tu salud

El 15 de agosto se celebra anualmente el “Día Mundial de la Relajación”, una fecha que resulta propicia para concientizar acerca de la importancia que tiene realizar actividades que permitan hacer una pausa en la rutina diaria, para dar descanso al cuerpo y la mente.

En este sentido, es común que las situaciones cotidianas lleven a aumentar los niveles de estrés, que en exceso pueden llegar a ser un problema para la salud de quien lo sufre. Situaciones como exceso de trabajo, ansiedad, soledad, entre otros factores; terminan por convertirse en circunstancias que alteran emocional y mentalmente a una persona. Por ello, parar y disfrutar de un momento de relajación, es la mejor fórmula para combatir los síntomas del estrés diario y ayudarte a disfrutar de una mejor calidad de vida.

Las actividades que involucren momentos de descanso son una práctica muy positiva para la salud, aparte de que permiten mejorar la concentración, optimizar la energía, prevenir enfermedades, entre otros beneficios.

Beneficios de tener momentos de relajación

Antes de hablar acerca de los beneficios que tiene la relajación, debes saber que este término es un estado en el que el organismo logra tranquilidad, reposo, descanso físico y mental. Es así como cuando se logran esos momentos de relajación, se convierten en un potencial terapéutico que tu cuerpo y mente agradecerán, con beneficios como:

– Mejora la concentración: acudir a técnicas de relajación cuando se está durante varias horas realizando una actividad laboral o académica, ayuda a mejorar la capacidad cognitiva para lograr un objetivo. Disponer de tiempo para realizar una pausa, es una práctica que permite desarrollar la capacidad de concentración.

– Disminuye la frecuencia cardíaca: la relajación es un estado que hace más lenta la frecuencia cardiaca, lo que se traduce en menos estrés y trabajo para tu corazón.

– Previene el envejecimiento: uno de los factores que más incurre en el desgaste de los tejidos del cuerpo es la ansiedad, por ello,lograr estados de relajación, repercute en la calidad de la piel y otros órganos que inciden en la manera como te ves.

– Aumenta la creatividad: generalmente, cuando se generan estados de ansiedad, estrés o frustración, la mente se bloquea y no logra la concentración que se necesita para realizar alguna actividad. La relajación permite la emotividad positiva para ser creativos en las diferentes tareas diarias que ejecutas.

– Mejora la digestión: el estrés afecta directamente el comportamiento del sistema digestivo. Saber relajarse ayuda a evitar dolores de estómago, diarrea y problemas similares.

Así mismo, la relajación permite otros beneficios como:

  • Aminorar la presión arterial.
  • Disminuir la frecuencia respiratoria.
  • Controlar los niveles de glucosa en la sangre.
  • Incrementar el flujo sanguíneo hacia los músculos.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Reducir la fatiga.
  • Evitar la ira y la frustración.

Técnicas sencillas de relajación

Existen diferentes técnicas que permiten generar un estado de relajación que, realizadas de manera regular, generan esa sensación de descanso que tu cuerpo y mente agradecerán:

Ver más
¿Cómo reacciona tu cuerpo al miedo?

– Relajación autógena: proviene de la palabra que significa en tu interior. Es una técnica de relajación que hace uso de imágenes visuales y la conciencia de diferentes partes de nuestro cuerpo para reducir la tensión. La base de su método está en la concentración y en las sensaciones físicas de quien la práctica a través de la relajación profunda.

– Relajación muscular progresiva: es una técnica que se emplea para eliminar la tensión en los músculos para relajarlos. Se realiza tensionando los músculos para después relajarlos con varias repeticiones, de esta manera, se aprende a relajar los distintos grupos musculares.

– Visualización: utiliza la imaginación y los cinco sentidos (vista, olfato, tacto, gusto y audición), para que evoquen situaciones o lugares que te pongarelajaciónnn en una situación de relajación. 

Puede interesarte: Serotonina: cómo liberar la hormona de la felicidad.

Ejercicios de relajación

dia-mundial-de-la-relajacion

Para empezar a poner en práctica tus técnicas de relajación, estos son algunos de los ejercicios que te ayudan a lograr el estado de distensión que deseas:

1.  Yoga: Es un ejercicio que reúne disciplinas físicas y mentales que buscan lograr la tranquilidad del cuerpo y la mente. Mejoran el estado de ánimo y la sensación general de bienestar, siendo ideal para controlar la depresión y ansiedad que se presentan por alguna circunstancia difícil.

2.  Caminata: un ejercicio práctico y de bajo impacto que logra darle una pausa a las diferentes actividades que realizas a diario. Cuando se camina el cuerpo se relaja y la mente percibe señales de calma que ayudan a reducir la tensión. Igualmente, estimula el nivel de las endorfinas, hormonas responsables de reducir el cortisol y la adrenalina, precursores del estrés.

3.    Meditación: Dedicar unos minutos a la meditación puede ayudar a recuperar tu calma cuando más lo necesitas. Puede practicarse en cualquier momento y lugar y busca producir un estado de relajamiento profundo y una mente tranquila. La práctica continúa de ejercicios de meditación contribuye a afrontar de mejor manera las circunstancias difíciles y superar las crisis con mayor fortaleza.

4.    Mindfulness: también conocido como la atención plena consiste en una serie de técnicas cuyo objetivo es mejorar la capacidad de gestión emocional de una persona. Su práctica ayuda a reducir los niveles de ansiedad y estrés. Se recomienda que sea realizado al menos en tres sesiones semanales y en un lugar que ofrezca intimidad y silencio.

Debes saber que no todas las técnicas de relajación sirven de la misma manera a todos por igual, así mismo, sea cual sea el ejercicio de tu preferencia, debes practicarlo de manera regular con el fin de convertirlo en un hábito de tu rutina diaria. Recuerda que el objetivo de la relajación es crear un escenario tranquilizador en la mente al que puedas trasladarte cada vez que tengas sensaciones de ansiedad o estrés.

Puede interesarte: Curiosidades que desconoces de tu cerebro.

 

Comparte
Ir al home