Skip to main content

Beneficios de caminar: descubre lo que esta práctica aporta a tu salud

Caminar es uno de los ejercicios físicos que cuando se practica de manera regular, logra tener un gran impacto a nivel físico y mental, además, de ser una actividad que se puede realizar a cualquier edad y lugar. Es así como, desde dolores en las articulaciones, problemas cardiacos y vasculares, pasando por la obesidad, el estrés o la depresión, son afecciones que pueden prevenirse cuando se camina regularmente.

Una rutina de caminatas es una manera simple de comenzar un programa de ejercicios para desarrollar los músculos y la resistencia, produciendo todos los beneficios de una actividad aeróbica. Al ser un ejercicio de bajo impacto, tiene una de las tasas de lesiones más bajas de todas las formas de ejercicio y aporta a la quema de calorías, a la mejora de la salud del corazón y al practicarse al aire libre, aporta tanto dosis de vitamina D como un aumento de endorfinas.

A continuación, te compartimos los beneficios que le brinda a tu organismo adoptar las caminatas como una práctica de ejercicio regular y la manera de hacerlo correctamente.

Consejos para empezar

Lo ideal es que realices una rutina de 30 minutos durante cinco días a la semana para empezar, además, de tener en cuenta los siguientes aspectos para que la práctica sea positiva en tu calidad de vida:

  • Encuentra un lugar adecuado: lo recomendable es que realices caminatas en sitios con terrenos planos, superficies suaves y con poco tráfico. Idealmente puedes hacerlo en trayectos cuando vas al supermercado o vives en cercanías al lugar de trabajo.
  • Inicia de manera paulatina: con el fin de ir adaptando tu cuerpo a la práctica, lo ideal es que empieces con trayectos que oscilan entre los 15 y 20 minutos, para ir aumentando de manera progresiva tu nivel de resistencia.
  • Adóptalo como una rutina: el caminar es un ejercicio que debe hacerse diariamente para que el organismo pueda ir asimilando el esfuerzo físico que realizas. Por ello, la constancia con que lo hagas, será determinante para que empieces a notar los cambios y beneficios que le aportan a tu organismo.
  • Haz calentamiento: si bien caminar es un ejercicio de bajo impacto, es importante realizar algunos ejercicios de estiramiento antes y después del ejercicio. Luego de hacer el calentamiento, mantén un ritmo suave al principio y al final de la actividad.
  • Utiliza el equipo correcto: emplear ropa cómoda y un calzado que te haga confortable la experiencia. También puedes hacer un listado de canciones que te estimulen mientras caminas.
  • Mejora tu técnica: adoptar una buena postura y movimientos rítmicos, le darán a tu rutina un nivel que, con el pasar de los días, mejorarán tu acondicionamiento físico para tener caminatas más prolongadas con mejores resultados.
  • Establece metas: ve midiendo el progreso que tienes en tus entrenamientos. hacer un seguimiento de pasos que recorres, la distancia que caminas y de cuánto tiempo te toma, te ayudará a ver dónde comenzaste y mejorar tus registros.
Ver más
Test: ¿Qué tanto sabes sobre salud laboral?

Puede interesarte: La importancia del ejercicio de cardio para tu salud.

Beneficios de caminar

Caminar

Perder peso, mantener una adecuada presión arterial y reducir los niveles de estrés; son algunos de los beneficios que trae adoptar las caminatas como un ejercicio para mejorar la salud, además de:

  • Mejoras en la salud en general: mantenerse activo físicamente con una actividad como las caminatas, le permite a tu organismo mantener un impacto profundo en tu salud a largo plazo. Afecciones como la hipertensión arterial, el colesterol alto o la diabetes, ven reducidos sus factores de riesgo.
  • Quema de calorías: el gasto calórico que se ejerce depende del tiempo y la intensidad que tengas durante la caminata. Se estima que, durante 1 hora se pueden quemar entre 210 y 360 calorías. Es así como si se suma diariamente y se hace un plan de alimentación complementario, notarás los resultados.
  • Mejora en el estado de ánimo: caminar es una actividad que te permite tener contacto con la naturaleza, en un ambiente que te aísla y relaja, convirtiéndose en una terapia muy eficaz para tratar el estrés. Así mismo, estimula la producción de neurotransmisores en el cerebro, como las endorfinas, las cuales ayudan a mejorar tu estado mental.
  • Fortalece el corazón: caminar reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias. De la misma manera, ayuda a mantener controlada la hipertensión, reduciendo los problemas cardiovasculares y ayudando a prevenir infartos o ictus cerebrales.
  • Ayuda a la memoria: caminar ayuda a proteger la masa cerebral, lo que permite conservar la memoria en edades avanzadas. Además, reduce el riesgo de sufrir enfermedades neurológicas, complicaciones en los vasos cerebrales, demencias y trastornos cognitivos leves.
  • Aumenta la esperanza de vida: los adultos mayores que tienen como hábito, caminar, mejoran su calidad de vida, al reducir el impacto que tienen enfermedades degenerativas, pues mejoran los síntomas y retrasa la progresión que tienen estas enfermedades en el organismo.
  • Previene enfermedades de las articulaciones: caminar estimula y fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea. Además, ayuda a proteger las articulaciones, rodillas y caderas, al incentivar el fortalecimiento de los músculos que sostienen las articulaciones.
  • Aumento de la energía: caminar aumenta el flujo de oxígeno en el cuerpo, incentivando la secreción de los niveles de cortisol, epinefrina y norepinefrina; hormonas que se encargan de elevar los niveles de energía.

Recuerda que, para iniciar con tu rutina de caminata solamente deberás tener constancia e iniciativa para incluirla en tu estilo de vida. Caminar de forma disciplinada te permitirá notar los beneficios gracias a la dedicación y constancia. Si tienes cualquier condición de salud, es recomendable que consultes con tu médico antes de iniciar con tu rutina.

Puede interesarte: Retoma tu rutina de ejercicio.

Comparte
Ir al home