Skip to main content

Hábitos para el cuidado del medio ambiente en los niños

El “Día Mundial de la Educación Ambiental” a conmemorarse el 26 de enero, busca generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y el compromiso por establecer prácticas que permitan mantener su preservación. Sin duda, esta fecha resulta apropiada para reflexionar acerca de la importancia que tiene el hecho de inculcar en los niños  el cuidado de su entorno.

Justamente, una de las mayores afectaciones que ha alterado de manera drástica la biodiversidad del planeta es el calentamiento global. Una problemática mundial que responde a la necesidad imperiosa de establecer hábitos que se instruyen desde los primeros años de vida, a fin de adquirir hábitos amigables con el medio ambiente como: reciclar, ahorrar energía y cuidar la naturaleza.

A continuación, te compartiremos algunas recomendaciones que te ayudarán a estimular en los niños hábitos de responsabilidad con el medio ambiente. Recuerda que cuidar el planeta empieza con la acción individual que se realice desde casa y el ejemplo es la mejor fórmula para lograr este propósito.

infografia-cuidados-planeta
Importancia del cuidado del medio ambiente

De acuerdo con la OMS los daños en el medio ambiente causan unas 250.000 muertes adicionales cada año, debido a una serie de patologías que están deteriorando la salud de las personas alrededor del mundo. Cifras que sitúan en la lupa a un planeta convulsionado por los efectos drásticos que está teniendo su acentuado deterioro y que obliga a tomar medidas para controlar un desbalance capaz de generar consecuencias aún más graves.

En este sentido, uno de los valores más importantes que un padre puede transmitir es el amor por la naturaleza. La importancia del cuidado del medio ambiente parte de la misma premisa de que hacemos parte del planeta y que si se pretende asegurar la propia supervivencia y la de nuestros hijos, se debe velar por su cuidado y protección.

Para ello, el primer paso es comprender y ser reflexivos del problema. Una de las herramientas más útiles para crear conciencia consiste en la educación ambiental, una tarea que debe ser impartida a los más pequeños en casa a través de diferentes prácticas y métodos que procuren divertir y enseñar a la vez. En este trabajo es importante que dejes que te pregunten, que muestren curiosidad y que de manera paulatina respeten y se apropien del entorno que los rodea.

Puede interesarte: ¿Cuáles son los signos de hiperactividad en los niños?

Actividades para fomentar el cuidado 

dia-mundial-educacion-ambiental
Estas son algunas actividades que puedes realizar con tus hijos, utilizando la creatividad para que el aprendizaje sea más lúdico y amigable. Cuando estos valores se empiezan a trabajar desde una edad temprana, serán más fáciles de adaptar a sus acciones diarias, creando así, seres más comprometidos con el medio que les rodea.

– Reciclar puede ser divertido: esta actividad es uno de los actos más responsables que desde casa se puede tener con el planeta. Reciclar se puede convertir en un juego, si le enseñas a tu hijo que cada elemento tiene un uso distinto y se debe clasificar en una caneca diferente dependiendo de su composición.

Así mismo, puedes instruir sobre la importancia de tener un consumo responsable, haciendo entender que los objetos pueden tener más usos y no necesariamente deben ser desechados. Puedes crear una actividad para hacer juguetes con material reciclado

Ver más
Tatuajes: cuidados para la salud de tu piel

– Economizar agua: el desperdicio de agua es una de las conductas más nocivas para el planeta. Por ello, debes instruir a tus hijos en la importancia de cerrar la llave cuando se estén lavando las manos al momento de enjabonarse o en la utilización de un vaso para enjuagarse la boca cuando se esté lavando los dientes.

– Reutilizar antes que consumir: debes hacerle entender al niño que el consumo de artículos que para su empaque utilizan volúmenes excesivos de plástico es nocivo para el medio ambiente. Por tanto, se puede poner en práctica hábitos como: reutilizar la ropa, compartir libros o comprar objetos de segunda mano.

De la misma manera, cuando tu hijo no utilice más sus juguetes, enséñale a donarlos a otros niños, de esa forma se les dará un nuevo uso y se evitará generar más desperdicios para el planeta.

– Respetar las plantas: es importante enseñarles a los niños que las plantas son seres vivos y, por tanto, merecen tener el mayor cuidado posible. Instruirlos en comportamientos que protejan su integridad como no pisarlas, ni arrancarlas, haciéndole entender que hay que preservarlas.

– Ahorrar luz:  es habitual que te muevas por la casa encendiendo todas las luces de las habitaciones por donde pasas, un desperdicio que afecta al planeta y a tu bolsillo. Enséñale a tu hijo a desconectar todos los equipos electrónicos cada vez que no se estén usando; por ejemplo, los televisores, el cargador del celular o las consolas de videojuegos.

– Reutilizar el papel: si tienes que imprimir por las diferentes tareas y actividades académicas de tus hijos, procura reutilizar siempre que puedas hojas ya usadas. Emplea preferiblemente papel reciclado. Igualmente, el papel que haya sido empleado en su totalidad es importante que lo recicles para darle un adecuado uso durante este proceso.

– Planear una caminata ecológica: no hay situaciones que mejor se queden en la memoria que lo que se observa. Por ello, además de ejercitar su capacidad de observación, los niños pueden aprender a valorar en esa interacción cercana con el entorno, la importancia de preservar y respetar la naturaleza. Puedes incluir también durante esta actividad una recogida y reciclaje de basura, para enseñar y fomentar esta práctica.

– Hacer jornadas de jardinería: es una actividad que además de servir de terapia de relajación para ti funciona para incentivar el amor a la naturaleza. Puedes asesorarte de sitios especializados en la venta de plantas para adquirir el abono, la tierra y los componentes necesarios para tener éxito en esta práctica ambiental. También puedes unirte a las diferentes jornadas que lideran grupos ambientalistas para la siembra de árboles en tu ciudad.

En definitiva, esperamos que estas actividades te permitan tener una serie de alternativas para desarrollar en casa junto a tus hijos y fomentar desde temprano el compromiso y la responsabilidad con el cuidado del medio ambiente. Recuerda tener una reflexión personal que priorice la sensibilización como la clave para dar un punto de giro a la situación que afronta el planeta en materia ambiental.

Puede interesarte: Alergias más comunes en los niños.

Comparte
Ir al home