Skip to main content

Claves para el cuidado preventivo del hígado

Carlos Aldana.
Médico familiar de los Centros Médicos Colmédica.

El hígado es vital en el funcionamiento del organismo y es el responsable de más de 500 funciones vitales para la salud y el bienestar en general. Desde la filtración de la sangre para eliminar toxinas, hasta su participación en la digestión y el almacenamiento de nutrientes, este órgano asume un rol determinante, por lo que resulta indispensable adoptar cuidados preventivos para proteger su integridad.

Aunque es uno de los órganos más esenciales para el funcionamiento del cuerpo, suele ser frecuente que no se le otorgue la atención que merece. Este descuido puede atribuirse, en parte, a la falta de síntomas evidentes en las etapas iniciales de posibles problemas hepáticos, lo que lleva a una subestimación de la importancia de su cuidado.

El profesional Carlos Aldana, médico familiar de los Centros Médicos Colmédica, comparte a continuación la importancia que tiene el hígado, así como las claves para su cuidado preventivo.

Funciones del hígado

El hígado es un órgano que se destaca por su versatilidad a nivel de funcionalidad; algunas de las más importantes incluyen:

– Industria proteica: actúa como una verdadera industria interna, fabricando, almacenando y reciclando componentes proteicos necesarios para la formación de tejidos en todo el cuerpo. 

– Funciones inmunológicas: desarrolla actividades inmunológicas cruciales al enfrentarse a la sangre del tracto gastrointestinal, rica en antígenos (sustancia extraña al organismo humano que provoca una respuesta del sistema inmunológico) derivados de la dieta.

– Producción de bilis y sales biliares: líquido vital para eliminar sustancias no procesadas por los riñones. Además, mediante la producción de sales biliares, facilita la absorción de nutrientes importantes para el organismo.

– Almacenamiento y metabolismo de nutrientes: como, por ejemplo, vitaminas esenciales como la K, E y D, vitales para diversos procesos del cuerpo.

– Desintoxicación: la función más conocida del hígado es su capacidad para metabolizar y desintoxicar el cuerpo de xenobióticos (sustancia que no se encuentra de forma natural en el organismo) como medicamentos, alcohol y sustancias tóxicas.

Ten en cuenta que, como destaca el doctor Aldana, “un hígado saludable actúa como el guardián central de nuestra «casa» interna, promoviendo un equilibrio armonioso y contribuyendo a la vitalidad de todo el sistema corporal”.

Puede interesarte: Gastroenteritis: claves para una prevención exitosa.

infografia alimentos para el cuidado del higado

Descubre un mundo de cuidado en salud con Colmédica. Explora nuestro portafolio con más de 15 planes de salud en servicios de medicina prepagada y conoce cómo podemos cuidar de ti y tu familia. ¡En Colmédica te queremos bien!

Factores de riesgo que afectan la salud del hígado

La salud del hígado puede estar expuesta a diversos riesgos, siendo algunos de los más comunes:

– Infecciones virales y parasitarias: virus como la hepatitis B y C pueden transmitirse a través de relaciones sexuales sin protección, el uso de drogas intravenosas, tatuajes o piercings. También, la ingesta de alimentos y agua representa un riesgo.

– Consumo excesivo de alcohol: la ingesta frecuente de alcohol puede causar daño hepático a lo largo del tiempo, llevando a condiciones como la cirrosis.

Ver más
Importancia de las vitaminas en el organismo

– Hígado graso no alcohólico: la acumulación de grasa en el hígado, conocida como hígado graso no alcohólico, es más frecuente en personas con obesidad, diabetes tipo 2, sedentarismo y un consumo elevado de grasas saturadas.

– Uso inadecuado de medicamentos y sustancias: el uso de fármacos por encima de las dosis recomendadas en la prescripción médica puede llevar a daño hepático inducido por medicamentos.

– Antecedentes familiares y cáncer: causados por enfermedades hepáticas o cáncer de hígado y vías biliares pueden ser factores de riesgo individuales.

– Embarazo: aumenta el riesgo de problemas hepáticos como la colestasis intrahepática (afección del hígado que ocurre hacia el final del embarazo); hígado graso agudo o el síndrome de HELLP (complicación grave de presión arterial elevada durante el embarazo).

Es crucial reconocer estos factores de riesgo y adoptar medidas preventivas para preservar la salud del hígado a lo largo del tiempo.

Recomendaciones para mantener un hígado saludable

Mantener un hígado saludable es esencial para preservar el bienestar general. Algunas recomendaciones clave que el doctor Aldana sugiere son: 

– Evitar el consumo de drogas: varias de estas sustancias pueden tener efectos adversos en la función hepática. Al abstenerse de su uso, se contribuye significativamente a mantener la integridad y funcionamiento adecuado de este órgano. 

– Moderar o suspender el consumo de alcohol: el exceso de alcohol a lo largo del tiempo puede resultar en daño hepático significativo. Al tomar medidas para minimizar o eliminar su consumo, se protege activamente el hígado y se previenen posibles complicaciones a futuro.

– Mantener un estilo de vida activo con actividad física regular: al menos tres veces a la semana, contribuye a un peso saludable y promueve la salud hepática.

– Cuidar la alimentación: adoptar decisiones conscientes acerca de lo que consumimos contribuye directamente a la prevención de enfermedades hepáticas, especialmente el hígado graso. 

– Prácticas sexuales seguras: prevenir el contagio de enfermedades, especialmente la hepatitis C, que puede afectar directamente el hígado. 

– Vacunación: mantener las vacunas al día, especialmente contra hepatitis A, hepatitis B y fiebre amarilla, ya que estos virus afectan directamente al hígado.

– Seguridad en tatuajes y piercings: elegir establecimientos certificados por las autoridades de salud para asegurar prácticas seguras e higiénicas.

– Utilizar servicios de consulta preconcepcional:  al planificar un embarazo es importante asistir a consultas prenatales para detectar posibles problemas hepáticos a tiempo.

En definitiva, estas prácticas forman parte de un enfoque integral para mantener tu hígado saludable y promover la salud general a lo largo de la vida. Adoptar un estilo de vida consciente y proactivo es clave para preservar la función hepática y prevenir posibles complicaciones a largo plazo.

Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo del profesional Carlos Aldana, médico familiar de los Centros Médicos Colmédica.

Puede interesarte: Enfermedades más comunes del esófago.

 

Comparte
Ir al home