Skip to main content

Cuidados en la salud dental de los niños

Doctora Diana Peña.
Para la redacción de este artículo, contamos con el apoyo y orientación de la profesional Diana Peña, odontóloga de los Centros Médicos Colmédica.

¿Cuál es la higiene bucal adecuada en un niño? ¿Cada cuánto se debe visitar al dentista? ¿Cómo saber si se necesita un tratamiento? Estas son varias de las dudas que tienen los padres cuando intentan saber sobre los cuidados que precisan sus hijos para conservar una dentadura sana. La profesional Diana Peña, odontóloga de los Centros Médicos Colmédica, comparte las recomendaciones para mantener el hábito de una correcta higiene bucal en los niños.

De acuerdo con la doctora Peña, la salud bucal debe comprenderse en un contexto que va más allá de los dientes, pues también hace parte de las estructuras dentales que conforman el sistema estomatognático, compuesto por encías, maxilares, nervios, vasos, músculos, mucosa entre otros; los cuales ante una enfermedad pueden reflejarse en el niño, con cambios importantes no sólo en su salud física, sino mental y social.

 Es así como, la presencia de una enfermedad a nivel de la cavidad oral puede desencadenar la aparición de infecciones, desnutrición, dolor, fiebre, deshidratación, deficiencias en el desarrollo del lenguaje, baja autoestima entre otros. Por tal razón, es importante tener en cuenta hábitos que ayuden a conservar una salud bucal en los primeros años, para prevenir a futuro problemas que se pueden derivar en las etapas de la adolescencia o la adultez.

Cuándo inicia el cuidado dental de los niños

Es importante mencionar que la salud bucal es trascendental sin importar la edad del niño, su cuidado debe iniciar desde la primera etapa del desarrollo, fomentando una serie de prácticas de vida saludable tanto en hábitos de higiene oral, como en el cuidado de los alimentos que se consumen. La doctora Peña distingue varias etapas en las que se deben seguir una serie de recomendaciones en el cuidado dental:

– La limpieza de los dientes debe iniciar durante los primeros días después del nacimiento del bebé, pues así estos no se puedan ver no significa que no estén allí, por eso se recomienda limpiar las encías con una gasa humedecida con agua para evitar cualquier bacteria nociva.

– Con la aparición del primer diente se puede empezar a tener problemas de caries dental. Es importante que, para evitarlas en los niños menores de tres años, sean sus padres o las personas encargadas de su cuidado, quienes inicien con el cepillado de los dientes.

– En niños de tres a seis años se recomienda el uso de cremas dentales fluoradas de 1.000 a 1.500 ppm (partes por millón) durante el cepillado, el cual debe realizarse mínimo dos veces al día. Está comprobado que las pastas dentales con flúor son más eficaces para la prevención de la caries dental comparado con las que no la tienen.

Ver más
Cómo manejar la rebeldía en la adolescencia

Consejos para unos dientes sanos

salud-oral-en-niños-de-0-a-5-años-objetivos-de-higiene-bucal

 

Inculcar la importancia de mantener una higiene diaria y constante en los dientes, debe ser una tarea de los padres, pues si desde pequeños se adoptan estos hábitos, será más fácil que los conserven durante toda la vida. A continuación, algunos consejos que permitirán inspirar un cuidado dental en los niños:

– Ayudarles con el cepillado: el ejemplo empieza por casa, y ello sí que aplica en el caso de infundir el hábito del cepillado, por tanto, realizar un acompañamiento constante en los primeros años será fundamental para que ellos lo adopten para toda la vida.

– Realizar un cepillado constante: acostumbrarlos a cepillarse los dientes al levantarse, después de comer y antes de acostarse, les mantendrá una salud bucal que evitará la aparición de caries y enfermedades en las encías.

– Evitar alimentos con exceso de azúcar: en niños mayores de dos años el consumo frecuente de comidas y bebidas que contienen altos niveles de azúcar como golosinas, jugos, zumos, entre otros, potencializa el riesgo de presentar caries.

– Visitar al dentista: es importante que los pequeños se familiaricen con el dentista acudiendo a sus revisiones periódicas, se sugiere que las visitas se hagan cada seis meses como mínimo, con el fin de mantener un control en la evolución dental.

– Cuidado en lactantes: en pacientes lactantes la alimentación nocturna con jugo en el biberón y el uso repetido de vaso entrenador aumenta el riesgo de aparición de caries dental. 

Importancia de visitar al dentista

En cualquier etapa del niño, incluyendo en el periodo de gestación de la madre, la visita al odontólogo cobra importancia, pues es quien, a través de un diagnóstico puede determinar el riesgo de algún tipo de enfermedad bucal y plantea un tratamiento enfocado en detectar todos los factores que pueden desencadenar su desarrollo.

De la misma manera, es quien educa a los padres en cómo realizar una limpieza dental, recomienda cuál cepillo y crema dental utilizar, evalúa la necesidad de fluorización, determina un tratamiento, solicita los exámenes necesarios para iniciar un tratamiento y finalmente realiza las recomendaciones para lograr una salud dental apropiada.

Mantener buenos hábitos de higiene bucal comienza junto con el crecimiento que van teniendo los niños y con la concientización que los padres hagan en el cuidado que deben tener, además del acompañamiento periódico que deben hacer los especialistas para mantener control sobre la evolución de los dientes, evitando así, inconvenientes que alteren su salud dental a futuro.

 

Comparte
Ir al home