Skip to main content

Natación: un deporte para todas las edades

Una de las particularidades que tiene practicar la natación es que no requiere una condición física de atleta y se puede practicar a cualquier edad. Es así como su práctica es apta desde los primeros años hasta en personas de la tercera edad con limitaciones en su movilidad.

De esta manera, la natación es el deporte más completo, porque es un ejercicio aeróbico en el que se ven implicados dos tercios de los músculos del cuerpo; además, potencia la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y estimula la circulación sanguínea. Así mismo, es un ejercicio recomendado para mujeres embarazadas, personas que sufren de artritis o para los que padecen problemas de espalda y sobrepeso.

A continuación, te compartimos los beneficios que tiene para tu organismo la natación para que la incluyas dentro de tus hábitos saludables.

Beneficios de la natación

natacion

Mayor flexibilidad y elasticidad. La práctica de la natación involucra a la mayoría de los grupos musculares del cuerpo lo que permite tener unas articulaciones más flexibles y músculos más tonificados y fortalecidos. Es ideal para personas con afecciones como hernias, lumbalgias o problemas de caderas.

Control del peso. La natación es un deporte que se caracteriza por la gran quema de grasa que se tiene mientras se practica. Es así como se pueden quemar entre 500 y 600 calorías por hora, lo que lo hace un ejercicio ideal para quienes comienzan una rutina para perder peso.

Mejora el estado de ánimo. Cuando se nada se libera endorfinas (sustancias que elabora el cuerpo que pueden aliviar el dolor y dar sensación de bienestar), las cuales permiten controlar el estrés, la ansiedad y evitan la depresión.

Aumenta la capacidad pulmonar y mejora el sistema respiratorio. La práctica de la natación exige aprender a respirar lo que permite fortalecer el sistema respiratorio. Por ello, es recomendado para personas con enfermedades respiratorias.

Ver más
¿Cómo reacciona tu cuerpo al miedo?

Previene y trata las lesiones. Al ser un deporte de bajo impacto evita las lesiones en las articulaciones, huesos, tendones o ligamentos. Además, es recomendado como actividad terapéutica en personas con alguna de estas afecciones. 

Optimiza el sistema cardiorrespiratorio. La natación mejora el consumo de oxígeno hasta en un 10 %, lo que permite tener una mejor circulación al disminuir la frecuencia cardíaca, aumentando la resistencia cardiorrespiratoria.

Favorece el aprendizaje en los niños. Iniciar con clases de natación a temprana edad les permite a los niños desarrollar su capacidad de aprendizaje, pues la práctica de este deporte activa simultáneamente los dos hemisferios cerebrales y los cuatro lóbulos del cerebro.

Protege el sistema circulatorio. Cuando se nada, diferentes órganos del cuerpo reciben un estímulo, lo que activa la sangre y favorece su circulación. Por ello, es ideal en personas con dolores [DF1] constantes en las piernas o con varices.

Mejora la resistencia física. La natación hace que el organismo sea más resistente, por el aumento de la capacidad pulmonar y por el fortalecimiento de los huesos y músculos.

Reduce el colesterol. Este ejercicio cardiovascular practicado de manera constante además de ayudar a mantener un peso adecuado, permite reducir los niveles de colesterol en personas con esta afección.

Puede interesarte: Ciclismo: más allá de una moda es un estilo de vida saludable.

Conoce cuáles son los órganos del cuerpo que se activan cuando practicas alguna de las modalidades la natación:

infografia-natacion

Recuerda que nadar entre 3 y 5 veces a la semana te proporcionará una gran capacidad aeróbica que fortalecerá la salud de tu corazón y pulmones. Además de ser beneficioso para tu salud, nadar es un ejercicio para compartir en familia y a cualquier edad.

Puede interesarte: Musicoterapia: una técnica milenaria.

Comparte
Ir al home