Skip to main content

Obstetricia: consejos para llevar un embarazo saludable

Adriana del Rosario Trujillo
Ginecóloga y obstetra de los Centros Médicos Colmédica.

El “Día Internacional de la Obstetricia” se celebra el 31 de agosto de cada año. Esta fecha tiene como finalidad reconocer la labor que tienen los obstetras, quienes cumplen un papel importante en el acompañamiento para tener un embarazo saludable.

Precisamente, como parte de la conmemoración, resulta pertinente hablar acerca de los buenos cuidados que debe tener una madre gestante durante su período de embarazo. Un lapso en el que las mujeres deben aprender a asimilar una serie de cambios tanto físicos como psicológicos. Además, de adaptar hábitos de vida saludables que permitan garantizar el bienestar del ser en formación.

La doctora Adriana del Rosario Trujillo, ginecóloga y obstetra de los Centros Médicos Colmédica, comparte la importancia que tiene para las madres tener un embarazo saludable, así como los cuidados que se deben adoptar para lograr este propósito.

Qué es un embarazo saludable

De acuerdo con la doctora Trujillo, un embarazo saludable es aquel en el que la madre está preparada tanto física como psicológicamente para llevar a cabo y a feliz término dicho acontecimiento. Idealmente, debe ser un embarazo planeado y aceptado; en el que la madre cuente con el apoyo tanto de su pareja como del grupo familiar cercano. Es así como el principal beneficio de un embarazo saludable, es obtener al final del periodo de gestación, un recién nacido en buenas condiciones.

Existen variables que permiten tener un embarazo saludable con las condiciones idóneas que ayudan a alcanzar dicho objetivo, entre las que se destacan:

– Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas.
– No consumir tabaco.
– Evitar ingerir medicamentos que no sean formulados por el médico tratante.
– Poner en conocimiento los medicamentos que viene tomando por alguna condición de salud que así lo exija y puedan interferir con el desarrollo del feto.
– Procurar no llegar al embarazo con sobrepeso u obesidad ya que puede generar complicaciones.

Cambios durante el embarazo saludable

Entender qué sucede a lo largo del periodo que dura el embarazo puede ayudarte a tomar buenas decisiones durante estos meses. A ello responde la importancia de tener en todo momento el acompañamiento de un profesional de la salud, para que realice la asesoría y la preparación para afrontar los cambios que se presentan en cada etapa del embarazo.

Cada fase representa cambios que deberás asimilar, pero sobre todo reconocer para estar preparada, entre los que se encuentran:

– Primer trimestre: los primeros meses del embarazo se caracterizan por sentir grandes cambios, naturalmente a causa de la nueva experiencia de ser madre gestante. Se empiezan a sentir síntomas como dolor en las mamas, fatiga, y náuseas, y las emociones pueden variar entre el entusiasmo y la ansiedad.

– Segundo trimestre: entre el mes cuatro y seis se asimilan los síntomas y se empieza a disfrutar más del embarazo. Empezarás a notar cambios físicos como: pechos más grandes, un abdomen que crece y cambios en la piel.

– Tercer trimestre: en la recta final del embarazo empiezan a ser más variables los cambios físicos y emocionales. Dolor de espalda, acidez estomacal y ansiedad progresiva son síntomas comunes de esta etapa. Así mismo por el crecimiento acelerado del bebé, se presentan movimientos fetales más constantes.

Ver más
Para qué sirve el ácido fólico en el embarazo

Puede interesarte: Tips para prevenir el cólico lactante.

Consejos para llevar un embarazo saludable

consejos-sobre-el-embarazo
La mente y el cuerpo deben ser una combinación en armonía para dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia.
Estar sana es fundamental en el periodo del embarazo, pues le dará a ese ser que viene en camino el mejor comienzo posible en la vida. Estas recomendaciones te ayudarán en ese propósito:

–     Realizar una consulta preconcepcional: en la cual tu médico hará una evaluación de tu estado de salud, solicitará los exámenes paraclínicos pertinentes e iniciará un plan alimentario con los nutrientes y las vitaminas necesarias para asegurar un embarazo saludable para ti y el bebé.

–     Mantener una alimentación saludable: debes tener una dieta variada y equilibrada, que sea rica en proteínas, agua y frutas, teniendo cuidado con la ingesta de azúcares y harinas. Las vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, deben ser parte del plan alimentario durante el embarazo.

–     Practicar alguna actividad física moderada: el ejercicio mantendrá tu condición cardiovascular y muscular, además, favorecerá la postura durante el embarazo. Se recomienda realizar rutinas de ejercicios de bajo impacto, como por ejemplo: natación, yoga, caminar o pilates.

–     Hacer un acompañamiento médico: estar siempre bajo la orientación de un profesional de la salud, específicamente tu ginecólogo u obstetra, te permitirá mantener una asistencia prenatal adecuada. Mantener controlada cualquier incidencia durante el embarazo, permitirá tomar los correctivos necesarios para evitar inconvenientes que puedan ser de gravedad tanto para ti como para el bebé.

–     Usar ropa adecuada: la comodidad en el vestir debe ser cómplice durante esos meses de embarazo. Por lo tanto, usar ropa y calzado apropiados, ayudará a que la sangre circule mejor y los movimientos sean correctos, favoreciendo el bienestar propio.

–     Mantener el cuidado de la piel: los cambios hormonales naturales que se gestan durante el embarazo, generalmente, vienen acompañados de alteraciones en la piel. El estiramiento de la piel, la aparición de estrías o la hiperpigmentación, son manifestaciones comunes en esta etapa. Por tanto, el uso de cremas, la ingesta de vitaminas y una hidratación constante ayudarán a reducir el impacto de estas variaciones.

Dormir lo suficiente: es importante que descanses lo que necesites durante el embarazo, ya que lo más probable es que te sientas más cansada de lo habitual.

En definitiva, para tener un embarazo saludable desde la primera semana hasta la última, debe haber un balance en el que la mente y el cuerpo estén en armonía para lograr que esta etapa le brinde bienestar tanto a la madre como al bebé. Además, el acompañamiento de un obstetra, ayudará a afrontar mejor los cambios y desafíos que se presentan a lo largo del embarazo.

Puede interesarte: Cómo retomar la sexualidad después del parto.

 

 

Comparte
Ir al home